Portal de noticias

Un cuaderno para escribir, borrar en el microondas y volver a escribi

El cuaderno se llama RocketBook Wave. Y está pensado como un anotador temporal, apoyado en la tecnología para resguardar su contenido, más que en un cuaderno que se preserve por años y años: es una vuelta de tuerca al clásico anotador que llevamos de un lado a otro y que, una vez agotadas sus páginas, tiramos o no volvemos a abrir jamás.

La idea del Rocketbook no es que lo que en sus páginas se anota quede escrito allí por años, sino que esa tarea recae en un smartphone: cada página tiene un código QR para facilitar el encontrar la página fotografiada (que puede almacenarse en un servidor remoto para preservarla), como una alternativa más natural a los dispositivos que permiten escribir sobre una pantalla, pero que no alcanzan a ofrecer la ductilidad y precisión del papel.

¿Por qué habría el usuario de sacarle fotos a las hojas? Porque cuando este cuaderno pasa unos segundos en el microondas, las páginas vuelven a estar blancas, para que sea posible escribir nuevamente en ellas. Lo logra gracias al uso de una tinta especial: lamentablemente no permite que se escriba con cualquier birome o lapicera, sino con un Pilot FriXion, una birome con tinta termosensible, que se evapora cuando llega a los 60 grados (de ahí el uso del microondas). La compañía dice que las páginas deberían ofrecer unos diez borrados.

El paquete básico tiene, en Estados Unidos, un precio de 27 dólares por un cuaderno y una birome. La compañía hizo una primera ronda de financiamiento colectivo en Indiegogo (juntó 1 millón de dólares de casi 25.000 interesados para enviar 35.000 cuadernos), y ahora busca apoyo en Kickstarter, donde ya obtuvo el compromiso de ventas por otro medio millón de dólares.

Sin Mordaza