Portal de noticias

Chofer asesinado: detenido declaró que al momento del crimen “estaba jugando al fútbol”

El sospechoso fue indagado por el fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Emilio Spatafora y el juez de Garantías, Rubén Ochipinti, quienes le imputan el homicidio junto al otro detenido que quedó en el expediente, Johnatan Acevedo (18).

El joven paraguayo que fue detenido como acusado del crimen de Leandro Alcaraz. cometido en la localidad boanerense de Virrey del Pino, aseguró ante la Justicia que al momento del hecho se encontraba jugando un torneo de fútbol barrial y aseguró que tiene pruebas para demostrarlo.

Asistido por el defensor oficial Marcelo Sansone, Gauto relató que trabaja como albañil pero que el domingo, cuando alrededor de las 17 se produjo el homicidio del chofer de la línea 620, se encontraba en la cancha de San Pedro, ubicada a seis cuadras del lugar del crimen.

El sospechoso aseguró que ese día se levantó alrededor de las 13 y que a las 14 fue rumbo a la cancha, donde miró un partido hasta las 16 y a esa hora empezó a jugar.

Según el imputado, como se trata de un campeonato con varios equipos, su presencia en el lugar quedó registrada en una “planilla” donde consta su “nombre, documento y firma”, y que ésta fue elaborada por el organizador del torneo, apodado “El Chino”.

De acuerdo a las fuentes, Gauto sostuvo que como su equipo ganó 3 a 0 se quedó con varios amigos festejando hasta las 4 de la mañana del otro día en una cancha de voley lindera y después regresó a su casa.

El joven aseguró que se enteró del crimen del colectivero luego porque un amigo le mandó una foto y el tema se comentó en un grupo de Whatsapp al que pertenece.

Gauto reconoció que conoce del barrio a Acevedo, alias “El Viejo”, pero que no es “amigo” y que lo vio por última vez el sábado por la noche en la plaza de San Pedro junto a unas 10 personas.

Debido a que el crimen podía estar vinculado a una supuesta discusión por la tarjeta SUBE, el imputado afirmó que hace rato que no viaja en colectivo ya que utiliza la camioneta de su patrón.

Además, aseguró que no tiene armas de fuego, aunque sí sabe usarlas porque en Paraguay trabajó en una empresa de vigilancia donde utilizaba un revólver, un fusil y una escopeta.

Finalmente, explicó que se enteró de que lo estaban acusando del crimen porque martes y miércoles le allanaron la casa, aunque dijo desconocer por qué algunos testigos podrían haberlo señalado.

Crónica

También podría gustarte