Portal de noticias

Agustín Casanova: “El éxito me hizo caer en una crisis”

Agustín Casanova se hizo famoso como cantante de Márama y hoy sigue su carrera solista. En charla con DiarioShow.com, el artista que en la actualidad protagoniza la comedia “Simona”, habla de su vertiginosa escalada en el ambiente, sus momentos de duda, su presente como solista y sus próximos proyectos.

Casanova cantará en un show gratuito hoy por la noche en Escobar, como parte de AcercArte. Sobre el vivo en lugares abiertos, declara que “es un show grande, tiene un sabor especial porque va toda la familia. Eso me divierte mucho. La familia no tiene tanta oportunidad de salir y verte en un teatro. En estos shows son padres, abuelos, niños. Tenemos mucha llegada en los chicos. Empezamos con la música de boliche, para gente grande, y de repente empezaron a aparecer muchos niños. Por eso nos cuidamos mucho la imagen, las cosas que decimos, la forma en la que transmitimos algún mensaje, porque los nenes son como esponjas. Y ellos van a absorber todo lo que digamos”.

Las responsabilidades que llegan con el éxito muchas veces pueden ser algo concientizado, pero en otras ocasiones, algo que escapa del control. Según Agustín, lo que sintió en su ascenso fue “algo que todavía no puedo entenderlo, pasaron más o menos tres años desde que comenzó todo con Márama. Le empecé a echar la culpa de todo esto a la espiritualidad, un poco al destino mezclado con el trabajo, el esfuerzo por conseguir las cosas. Y en realidad es por un proyecto que sigo de un libro que leí, lo pongo bastante en práctica, porque si le tengo que echar la culpa a otra cosa, la verdad no lo puedo entender. Fue un cambio muy brusco, y todo cambio trae crisis, así que caí en una crisis bastante loca, existencial, y tuve que empezar a superarla. Me hice preguntas, ‘¿por qué a mi?’, ‘¿soy yo el indicado para esto?’. Ahí empiezan a pasarte 100 millones de preguntas más que te dan vueltas en la cabeza. Caés en un constante ruido y necesitás respuestas”.

Para salir de esa crisis, Agustín confiesa que “hice mucha meditación y leí muchos libros. Aprendiendo, ahí me sané un poco la cabeza. De un día para otro te ves cantando en un Luna Park y te preguntás: ‘¿Qué está pasando?’. La cabeza de un humano no está preparada para un cambio tan fuerte dentro de una rutina, te pega de manera extraña”.

Casanova cuenta cómo atravesó la crisis: “Es un trabajo mental, parar la pelota para pensar y darse cuenta de que más allá de lo que pase, uno no puede controlar todo. Sí dar tu mejor esfuerzo para que las cosas salgan bien”.

A principios de año, Márama dejó de existir por un problema contractual que involucró al creador del grupo y de Rombai, Fernando Vázquez. Al respecto, Agustín declara que “no tengo relación con Fernando. Él se fue a vivir a Estados Unidos. El tema está entre mi representante y él. Yo di un paso al costado. Terminó la banda y bueno, quiero hacer mi trabajo. Yo no compartía su forma de pensar después de lo que pasó, con el tema de los músicos, que son los que vinieron a trabajar conmigo. Obviamente vamos a seguir, le expresé lo que me pareció que no estaba bien, y cada uno tomó un camino diferente. Pero tampoco es que lo juzgo, yo agradezco porque él me enseñó mucho y se dieron muchas cosas gracias a él. Sería muy hipócrita decir que lo que vivo es sólo gracias a mí y no gracias a él”.

Diario Show

También podría gustarte