Portal de noticias

Pinedo:”Es un momento duro, pero es el último aumento grande”

“Este es el último aumento grande de las tarifas”. La promesa la hizo el hombre fuerte del PRO en el Senado, Federico Pinedo. El funcionario reconoció que se trata de “un momento duro”, pero insistió con que luego “los aumentos se frenan” y “va a ir muy bien hacia adelante”. El presidente provisional del Senado se sumó a las voces oficialistas que anuncian que las próximas subas ya no estarán relacionadas con la reducción de los subsidios, sino directamente con la actualización de los valores.

“Este es el último aumento de tarifas que hay, luego aumentarán según la inflación como cualquier otro producto o servicio”, insistió en sintonía con lo que durante la semana se dijo desde el gobierno. Pese a eso, si se considera que en lo que va del año aumentó el dólar, se encareció el barril de crudo de petróleo y los incrementos salariales que se están firmando, el incremento a aplicar a partir de octubre sería considerable, teniendo en cuenta que se ajustan la distribución y el costo del servicio.

No obstante, Pinedo se mostró optimista sobre un descenso de las cifras a partir del próximo mes: “Es una inflación que va a ir bajando y esta es la realidad de la Argentina. En mayo, que no hay aumentos, los precios van a bajar sustancialmente”. “Ahora estamos en abril, los primeros días del próximo mes se va a dar un índice alto alrededor del 2% y el aumento de precios al mes siguiente va a ser de 1 y pico”

Redistribución

El dirigente del PRO cuestionó al kirchnerismo y aseguró que antes las tarifas “la pagaban los pobres mediante la inflación, y no recibían el beneficio”. “Siempre alguien paga las tarifas y siempre las pagan los mismos, porque el costo de la energía se puede pagar de distintas maneras, una es que la pague quien lo consume, que es la tarifa, otra es que la pague la inflación”, analizó Pinedo.

Argumentó que “los pobres son los que pagan aunque no la consumen”. “De la argentina, el 60% tiene la conexión domiciliaria de gas, pero el 40% no, y esos pagan las garrafas a un precio muchísimo más alto que el del gas domiciliario”, insistió. En declaraciones radiales, cuestionó que “en el kirchnerismo, mientras los precios aumentaban un 800%, las tarifas aumentaban un 15%”, lo cual consideró que “era absolutamente insostenible”. Según sostuvo, el ajuste en las tarifas se vincula con “construir un país con futuro, un país con energía”.

Crónica

También podría gustarte