Portal de noticias

Policía que dejó paralítica a una joven puede quedar libre

La Justicia de Quilmes realizará este lunes una audiencia en la que está previsto analizar si corresponde concederle la libertad anticipada a un policía condenado a siete años de prisión por haber baleado y dejado paralítica en 2001 a la entonces estudiante Carla Lacorte. El pedido de libertad anticipada fue realizado por la defensa del ex oficial de la Policía Bonaerense José Ignacio Salmo ante el Juzgado de Ejecución Penal 2 de dicho distrito de la zona sur del conurbano.

Por ello, este lunes a las 12 se realizará una audiencia en la sede judicial de Vicente López y Carlos Pellegrini, de Quilmes, y acompañarán a Lacorte distintas personalidades, como el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel; la titular de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora Cortiñas; la diputada Myriam Bregman y la abogada de Correpi, María del Carmen Verdú.

Lacorte consideró que la medida “es un privilegio que no corresponde otorgar a un policía de gatillo fácil” y lo relacionó con la llamada “doctrina Chocobar”, en referencia al efectivo que en diciembre pasado mató a un ladrón en el barrio porteño de La Boca luego del asalto a un turista que fue apuñalado.

“Si Salmo está preso fue por los trece años de lucha contra la impunidad y la represión que llevamos adelante junto a familiares y organizaciones. No fue por la bondad de ningún juez, ni de ningún gobierno. Ahora quieren otorgarle un privilegio que no corresponde ni para los policías de gatillo fácil, ni para los genocidas de la dictadura”, sostuvo la víctima.

Carla recordó que Salmo fue condenado a siete años de prisión y advirtió que “si lo sueltan ahora, no habrá llegado a cubrir tres años y medio de condena efectiva”, cuando la ley establece que al menos deberá alcanzar los dos tercios para solicitar algún beneficio.

“Mientras el 60 por ciento de la población carcelaria va presa sin haber tenido condena y luego cumplen la sentencia en su totalidad, los asesinos de uniforme son premiados con este tipo de medidas. Además que vuelva a la calle es un peligro porque jamás se arrepintió de su accionar, en gran medida, gracias a la impunidad con la que lo benefició la justicia quilmeña”, agregó.

El hecho que dejó paralítica a Lacorte se registró el 1º de junio de 2001, cuando cuatro hombres asaltaron un local de McDonalds en el centro de Quilmes y, al escapar, fueron vistos por tres policías que cargaban combustible, por lo que se generó un tiroteo. En ese momento, la joven, que tenía 29 años, bajó del colectivo en el que regresaba a su casa desde la facultad de Veterinaria y, cuando caminaba por la calle Mitre, fue alcanzada por un balazo, que le dañó la médula y le pasó a medio centímetro del corazón.

Los investigadores determinaron que el disparo que hirió a la víctima fue efectuado por el entonces policía Salmo.

Crónica

También podría gustarte