Portal de noticias

Las preocupantes advertencias de una profesora de Harvard sobre los mercados emergentes

A pesar de que muchos fondos de inversión siguen recomendando la entrada en mercados emergentes, aún después de la apreciación del dólar de la semana pasada, una respetada académica de la universidad de Harvard, pidió cautela y señaló que los países en desarrollo están “en una posición más difícil que durante la crisis de 2008″.

Carmen Reinhart, profesora de finanzas internacionales en la escuela de gobierno John F. Kennedy en la prestigiosa institución educativa estadounidense, alertó por el crecimiento de la deuda, el deterioro de los términos de intercambio de productos, las crecientes tasas de interés globales y el crecimiento estancado que afecta a los emergentes, de acuerdo a una entrevista publicada el miércoles en Bloomberg.

Las economías emergentes tienen muchas más fisuras ahora que hace cinco años y ciertamente que durante la crisis financiera global, debido a condiciones externas e internas
En la opinión de esta experta nacida en Cuba, los países en desarrollo están incluso peor que en la crisis financiera internacional de 2008 o que durante la más limitada recesión de 2013.

“El estado general en el que están tiene muchas más fisuras ahora que hace cinco años y ciertamente que durante la crisis financiera global, debido a condiciones externas e internas”, dijo Reinhart a Bloomberg desde Cambridge, Massachusetts”.

La académica sostiene que los países emergentes están en una situación pero que durante la crisis de 2008

La académica consideró que la preocupación por la inflación que afecta a tantas economías emergentes está atada a las tasas de interés de Estados Unidos, en crecimiento. “Mientras más fuerte sea el control, mayor anticipación habrá por posibles subidas de las tasas y eso tiene un efecto multiplicador en mercados emergentes”, consideró.

“Si Estados Unidos sigue aumentando tasas y no hay medidas similares en otras economías avanzadas, el dólar se apreciará más, y más de dos tercios de la deuda en mercados emergentes está en dólares”, agregó.

La caída del crecimiento empieza a mostrar vulnerabilidades en las cuentas fiscales de todas estas naciones, como Brasil. Tomas países que estaban muy bien, como Chile y Turquía, y ahora no están tan bien por diferentes razones
Reinhart considera que los países emergentes tuvieron un rebote muy rápido tras la caída en la crisis de 2008 porque los niveles de deuda era en ese entonces muy bajos.

La razón por la que estaban tan bajos se remonta a la crisis mexicana de principios de 1990, la posterior crisis asiática y los colapsos económicos en Rusia y Argentina de comienzos de 2000, explicó.

Las economías emergentes han tomado mucha deuda y empezaron a mostrar vulnerabilidades

“La caída del crecimiento empieza a mostrar vulnerabilidades en las cuentas fiscales de todas estas naciones, como Brasil. Tomas países que estaban muy bien, como Chile y Turquía, y ahora no están tan bien por diferentes razones”, como la dimensión política y los precios de commodities estancados, respectivamente.

La deuda será un problema importante, porque, sostiene Reinhart, tras una década de tasas de interés muy bajas los países emergentes la han aumentado considerablemente, recurriendo en muchos casos también a China para su financiamiento.

Estos niveles de deuda, enfrentados ahora a un dólar apreciado y a mayores tasas, han elevado el potencial peligro de default.

El caso de Argentina

Reinhart también se refirió al caso reciente de Argentina, donde el peso sufrió la mayor devaluación frente al dólar entre los países emergentes y su gobierno debió intervenir en el mercado para frenar la suba, anunciando en el proceso el inicio de conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir nuevos préstamos.

El presidente argentino Mauricio Macri. Reinhart cree que su llamado al FMI muestra que quiere seguir las reglas de juego (Fabian Ramella)
“Cuando uno mira episodios de turbulencia, los países que buscan la aprobación de los mercados suelen recurrir al FMI. Lo que haga el presidente Mauricio Macri es otra cuestión, pero desde el punto de vista de los mercados, es una señal desde el gobierno de que quieren respetar las reglas de juego”, consideró.

“Busca apoyarse en la liquidez, es una forma de asegurarse”, agregó.

“Lo problemático es la cuestión de mediano término, hay una interna y otra externa. La interna es crónica, Argentina debe limitar los salarios de empleados públicos. Si no lo hacen será muy difícil romper las altas expectativas de inflación”, explicó.

“La externa es que tienen un déficit del 5% de la cuenta corriente. No creo que les den financiamiento del 5%. Y es difícil ver como toda esta turbulencia, incluso con un desenlace favorable, no lleve a una recesión. Es inminente y será seria”, concluyó.

Infobae

También podría gustarte