Portal de noticias

Nuevamente el rápido accionar policial salva la vida de un bebé

En horas de la noche del miércoles se vivieron momentos de desazón en una vivienda del Bº Belgrano, cuando un bebé de un año aproximadamente, presentaba un cuadro gripal avanzado, dado que estaba pasando por un cuadro febril importante, que le habría generado convulsiones y una coloración distinta. Es ahí cuando el padre (27) de la criatura, inmerso en la desesperación decide acudir a la comisaría Seccional Cuarta, para que alguien le brinde el correspondiente auxilio a su pequeño.

El personal de guardia recibe al hombre, quien se encontraba atravesando por un profundo nerviosismo y con la tranquilidad propia de aquellos que se preparan psicológicamente para desempeñar esta función deciden en instantes, solicitar la presencia de los profesionales médicos en el domicilio del papá, quien estaba extremadamente preocupado por la salud de su bebé y mientras esto ocurría, la oficial Ayudante Audi Crissie y el chofer, Cabo Fabián Paiani, junto al padre se hacen presentes en la vivienda donde encuentran a la mamá (22) con el niño en sus brazos, atravesando un profundo cuadro de desesperación, es ahí cuando la oficial recoge de manos de la mamá al niño para sostenerlo entre sus brazos y comprobar los signos vitales de la criatura, quien prácticamente casi no respiraba o lo hacía muy lentamente, con las características propias de una convulsión en trance, con poca oxigenación y la temperatura muy elevada en su cuerpo, o sea muy afiebrado.

En consecuencia, la oficial decide sacar al bebé hacia la parte externa de la vivienda donde consigue mayor oxigenación, tomándolo con el brazo derecho y con el izquierdo comienza a realizarle masajes sobre la espaldita y con algunos golpecitos hasta que al cabo de unos pocos minutos vuelve a respirar casi en forma normal, comenzando a llorar y expulsando bastante flema de color amarillento, como si hubiese estado atragantado. Por ende la oficial logró reanimar a la criatura.

A los pocos minutos llegó la ambulancia con los profesionales médicos, quienes decidieron trasladarlo hacia el Hospital Regional Río Gallegos, quedando en observación y en horas de la mañana de ayer le dieron el alta y ya se encontraba sin riesgos de vida.

Cabe destacar que la familia vive a una cuadra de la dependencia policial, sobre el pasaje Fenton.

También podría gustarte