Nuevos hallazgos por el sangriento crimen de la enfermera

Elm asesinato de Marcela Coronel, la enfermera que apareció asesinada en su casa de Longchamps, todavía encierra muchos interrogantes. Por eso, las pericias que realizaron el martes los peritos de la justicia, serán relevantes para comenzar a desentramar el horrible crimen.

Marcela y su pequeña hija.
La inspección fue ordenada por la fiscal que investiga el crimen y avalado por el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale.

Por un lado, los peritos trabajaron con luminol para conocer dónde fue asesinada la enfermera, dado a que no creen que haya sido en el depósito donde fue encontrada cubierta con una frazada.

La casa de Marcela Coronel.
Además, los análisis deben certificar si la sangre encontrada en el short y en una zapatilla pertenecen a Gabriel Guevara, marido y principal sospechoso.

Por otro lado, a pocos metros de la vivienda, tres jóvenes se acercaron a la policía para avisar que habían encontrado una bolsa con prendas de vestir, objetos que serán examinados en las próximas horas para ver si contienen ADN. Entre ellos, una campera con aparentes manchas de sangre.

La campera hallada cerca del domicilio.
En paralelo, buscan imágenes que aporten información sobre el asesino en las cámaras de seguridad de la zona.

La testigo

La justicia también intenta dilucidar la veracidad del testimonio de una vecina quien contó que un familiar suyo vio a un hombre desconocido en la residencia de Coronel. “Mi sobrina estaba despierta y vio un hombre por la ventana que no era el marido”, aseguró y luego afirmó que “desconocían a la persona en cuestión” ya que se trataba de un hombre mayor.

Los vecinos lo describieron como una persona robusta y que estaba fumando en el patio de la casa: “Nunca lo vimos por acá”, contó un vecino.

Si bien se aguardan los detalles de las pericias, algunos compañeros de Marcela dieron nota de algunos indicios que podrían implicar a su pareja. Eso y contradicciones dentro de la declaración que ofreció Guevara, lo sindican como el principal sospechoso pese a tener una coartada y a proclamarse como inocente.

Crónica

También podría gustarte