La recuperación de la joven que se arrancó los ojos por su adicción a la metanfetamina

Tras arrancarse sus ojos con sus propias manos durante una alucinación, la joven Kaylee Muthart, de 20 años, manifiesta que hoy su vida es otra y que “está limpia como una persona”.

El 6 de febrero frente a una iglesia de Anderson, Carolina del Sur, donde vive, la chica tuvo un ataque psicótico y de alucinación luego de haber consumido una cantidad no determinada de metanfetamina. Entonces, Kaylee se sacó sus preciosos ojos celestes, todo esto sin poder pensarlo.

Antes de lo ocurrido la adolescente había discutido fuertemente con su madre quien le contó de su plan de internarla en un centro de rehabilitación, para curar la adicción que la estaba matando.

“Me siento como una persona, no siento como que esté persiguiendo algo. De la forma en que funcionó es la forma en que Dios hizo que funcionase, es así…”, dijo la joven en una entrevista concedida a la revista People.

Kaylee regresó a casa de su madre, quien la recibió con amor y preparada para enfrentar la nueva vida que le tocaría vivir, rápidamente debía comenzar un entrenamiento intensivo de movilidad y orientación básico para poder trasladarse dentro de su casa y luego en la vía pública.

Respecto al cambio que le ha tocado vivir, la joven expresó: “No se puede caminar por la vida pensando que nunca va a haber dolor. Esa vida es solo un gran campo de batalla. Tienes que luchar por ti mismo, nadie más va a pelear por ti, la forma en que pelearías por ti mismo”.

Kaylee recuerda sus días más oscuros. “Compartir mi historia podría hacer que las personas que consumen droga se den cuenta de eso, o podría alentarlos a detenerse”.

Telefe Noticias

También podría gustarte