Portal de noticias

Torturan a abuelo y le serruchan las manos en violenta entradera

El anciano salió de su casa, situada en la ciudad bonaerense de Sarandí, para despedir a su esposa y fue interceptado por un grupo de malvivientes que lo torturaron hasta dejarlo inconsciente para robarle. La víctima se encuentra internada, y según averiguó Cronica.com.ar “fuera de peligro”. Al momento, no hay detenidos.

Lo golpearon en el rostro.
La víctima acompañó a su esposa hasta la puerta de su vivienda cuando la mujer se iba al médico. Antes de entrar a su hogar, delincuentes lo apuntaron con una pistola y lo obligaron a meterse al inmueble por la fuerza. Allí, comenzó el infierno.

Lo torturaron hasta el desmayo.
El hombre fue torturado hasta desmayarse y, cuando perdió la consciencia, los ladrones le tiraron agua en la cara para despertarlo y seguir con el ataque. Los delincuentes pedían euros, dólares y joyas. “Esas cosas no las tiene un jubilado”, manifestó su hija, Mora.

Le serrucharon las manos.
La mujer también dio detalles el terrible episodio que sufrió su padre: “Le rompieron la cabeza, lo golpearon y lo patearon. Intentaron asfixiarlo. Serrucharon sus manos y sus dedos hasta que llegaron al hueso. Lo torturaron hasta que se desmayó”.

Sin quedarse conformes con el martirio impuesto, le tiraron agua en la cara al anciano para que se despierte y, cuando abrió los ojos, siguieron con los golpes.

Al concluir, la mujer se preguntó: “¿Dónde están los derechos humanos de mi papá? Lo único que quiero es justicia. Mi padre es un hombre honesto y no es justo que pase por todo esto”.

Se salvó de milagro.

Crónica

También podría gustarte