Carrió trató de golpistas a los actores que critican a Macri y Cáceres la enfrentó

Este domingo se cumplen 50 años de los tradicionales almuerzos en cámara, y para celebrarlo Mirtha Legrand invitó a la mesa, entre otros, a Lilita Carrió. Y la juntó con actores, por lo que la polémica estaría a la orden del día.

Apenas arrancó el programa, la diputada nacional por Cambiemos salió con los tapones de punta y acusó a un grupo de actores (entre los que están Pablo Echarri y Leo Sbaraglia) de golpistas e insistió con su teoría: “Quieren derrocar al Presidente”.

“Es obvio que algunos actores tuvieron preferencias enormes de dinero en el gobierno de Cristina (Kirchner). Basta con ver los contratos, son escandalosos. Ellos creen que el FMI pone en crisis a la Patria y no creían que Julio De Vido se estaba robando la Patria cuando se robaba la energía o YPF?”, disparó Carrió.

Y continuó con sus dardos dirigidos específicamente a los actores que filmaron un video convocando a marchar en contra del acuerdo de Macri con el FMI: “Ese crédito del Fondo es para evitar el golpe de ustedes”.

Según Carrió, “no se puede hundir a un gobierno. Uno puede estar en desacuerdo pero no hacer que caiga. Opositora no golpista”.

En ese momento pide la palabra Luciano Cáceres, presente en la mesa, y con respeto le pregunta a la diputada: “¿Los contratos que usted vio en Cultura tienen que ver por tareas como actor, productor, porque yo no conozco?” .

“Hay buenos actores y otros que han cobrado por cosas que no han hecho. Fueron pura corrupción y se está investigando en la Justicia”, le respondió Carrió, y siguió con su discurso: “Están intentando derrocar al Presidente. Por eso, fue una buena jugada salir a buscar ayuda al FMI porque te asegura el dinero para no vaciar las reservas, que es lo que acontece siempre a una gran crisis. El dinero no lo necesitamos, pero sirvió para calmar”, cerró.

Luego, mientras la diputada deliberaba con Mirtha Legrand sobre la brutal suba de tarifas, Cáceres vuelve a pedir la palabra, primero lo desoyen pero finalmente se la dan: “perdón, perdón”, le dice Carrió y le cede el micrófono.

Tajante, el protagonista de la obra teatral Dos más dos aclaró: “Plantear una opinión como la de los compañeros que hicieron un video en contra del Fondo Monetario Internacional no es una actitud golpista sino que es expresar desencanto contra una decisión”.

A Mirtha no le gustó el comentario y lo interrumpió “No, pero las últimas manifestaciones eran fuera Macri”. “Pero digo, digo”, llegó a afirmar Cáceres y nuevamente lo interrumpen. En este caso, Fernandez Sanchéz, secretario de Fortalecimiento Institucional. “Decir que no está en riesgo la libertad de expresión y poder hacer videos es una contradicción”, dijo el funcionario, quien ya no dejó hablar al actor, y prefirió escuchar en silencio.

 

Rating Cero