Dios y el 28% de los portugueses se hablan cada día

Ni irlandeses ni italianos, los portugueses son los europeos que más se identifican con el cristianismo (83%). Además, un 28% de los portugueses habla con Dios cada día, cuando hay solo un 9% de irlandeses que lo consigue con la misma frecuencia. Los suizos apenas lo consiguen una vez al mes, y no todos.

El instituto norteamericano Pew Research Center acaba de publicar el estudio Ser cristiano en Europa Occidental, basado en 24.000 entrevistas realizadas en 15 países entre abril y agosto del año pasado. El informe se refiere principalmente al cristianismo, pero también ahonda en las relaciones de los europeos con el islamismo, el judaísmo y la inmigración. En lo que al cristianismo se refiere, Portugal es campeón europeo en casi todas las clasificaciones. No hay país más cristiano y menos agnóstico.

Son número uno en negar que exista un ser superior (44%) y en afirmarse como “religiosos y espirituales”, un 55% frente al otro extremo del continente, Noruega y Dinamarca, con el 10%. El mayor rechazo europeo al aborto (40%) y al matrimonio gay (41%), parece, solo parece, confirmar la religiosidad de los portugueses.

En el capítulo de si creen que Dios les premiará y castigará por sus actos. Portugueses y españoles están segurísimos de que serán premiados (63% y 41%, respectivamente), también son los que tienen más fe en que no les van a castigar por sus pecados (23% y 18%). En este terreno nueve países superan a España.

No hay por qué dudar del Pew Research, pero resulta chocante que los líderes en religiosidad y cristianismo también lideren la práctica de la astrología (Portugal, 35%, España, 37%), la reencarnación (31% y 24%, respectivamente) y la meditación (47% ambos). Y ya para rematar la caída de los tópicos, según el estudio, los países nórdicos son mucho más dados a leer horóscopos que los ibéricos.

El 37% de los portugueses reza cada día y el 28% habla con Dios con la misma frecuencia. Son imbatibles de largo, pero dado que el Pew Research Center no lo especifica, y Dios no nos contesta, habría que preguntar a ese 28% si hablan con ÉL o solo se pelean, porque, pese a tanta comunión, resulta difícil encontrar un país con tantos divorcios y con menos criaturas por mujer en edad fértil.

El País

También podría gustarte