Portal de noticias

El Gobierno sigue recortando los fondos para la educación en Santa Cruz

Javier Stoessel, vocal del Tribunal de Cuentas de la Provincia, reveló los montos que recibe Santa Cruz según la ley de financiamiento educativo, y habló sobre las deudas del acumulado histórico que debían ir al mantenimiento y refacción de las escuelas y que, sin embargo, hasta el día de hoy siguen sin ser remitidas.

Según Stoessel, todos los días hábiles Santa Cruz recibe desde el Gobierno Nacional, por la Ley de Financiamiento Educativo, el importe de $ 4.260.900 (cuatro millones doscientos sesenta mil novecientos).

Esos montos deberían servir para garantizar el estado de las escuelas y el funcionamiento del sistema, pero nada de eso resulta suficiente en una Santa Cruz quebrada en la cual la plata para la educación tiene destinos inciertos.

El Doctor Stoessel remarcó que los montos recibidos mensualmente de enero a mayo de 2018 por ley de financiamiento educativo ascienden a $ 430.354.100 (según lo informado por el ministerio de Economía de Nación).

“Este es el monto de dinero que nunca llegó a la educación, que debiera permanecer en la cuenta a disposición para sortear el cúmulo de emergencias del sistema educativo y reparar las escuelas en debida forma, pero que absorbido por el FUCO (Fondo Unificado de Cuentas Oficiales) en su gran mayoría, nunca termina de aplicarse a su destino legal”, explicó el vocal.

Stoessel cuestionó a las autoridades del Concejo de Educación que atribuyeron los problemas en las escuelas de la provincia a una supuesta ola de sabotajes:”Es más fácil hablar de sabotaje y responsabilizar a otro que explicar por qué no llega el dinero a su destino”.

Fondos para el mantenimiento y la refacción de edificios escolares

Por otra parte, Stoessel explicó que lo que se realizó recientemente es una desafectación de los montos que la Provincia transfería al mantenimiento y refacción de edificios escolares producto de las regalías en hidrocarburos y minería pero, a su vez, advirtió que nunca se hicieron las cancelaciones de los montos acumulados correspondientes a los años 2014, 2015, 2016 y 2017.

“Se trata de un mal procedimiento. Al momento de derogar la afectación de esos montos para el mantenimiento y refacción de las escuelas que decidió recortar del presupuesto la Gobernadora, lo que tendría que haber sucedido es la cancelación de los montos escolares acumulados; y esto hasta el día de hoy no sucedió”, sentenció Stoessel.

Hasta Octubre del año pasado, último movimiento en esta cuenta, debería haber ingresado por transferencia un monto de 113 millones de pesos (lo que representa el 3% del total de las regalías en hidrocarburos que ingresan a la Provincia), pero nunca sucedió; solamente se percibieron unos 4 millones de pesos.

Sólo para dar una idea de las cantidades de las que se está hablando, Stoessel comentó que en 2014 el monto total que se debería haber transferido ascendía a 107 millones de los cuales sólo se transfirieron 49 millones; en el año 2015 eran 112 millones y se transfirieron 82; en el 2016 eran 161 millones de los cuales se transfirieron 8 millones y medio; y en 2017 se estimaba que se iban a percibir unos 160 millones pero se recortaron directamente y no se enviaron. En todos los casos los montos siempre son inferiores a lo que debía transferirse.

“Con la nueva ley de presupuesto, se suprime este 3% y se libera el dinero para ser utilizado en rentas generales dejando una vez más a la educación librada al azar”, señaló Stoessel; y dijo que se trata de mucho dinero ya que se está hablando de aproximadamente un acumulado histórico de más de 300 millones que no fue transferido y que representa sólo lo ocurrido durante los últimos cuatro años.

“Hoy la Provincia no puede garantizarnos ni el mantenimiento de las escuelas ni decirnos dónde está el dinero adeudado con respecto a los montos que quedaros pendientes y que son anteriores a la derogación del famoso 3% que establecía la ley”, dijo Javier Stoessel para finalizar.

También podría gustarte