La justificación de la abogada detenida por el doble crimen al 911

La abogada Julieta Bonanno, detenida por el doble homicidio del barrio porteño de Belgrano, aseguró en la llamada al 911 en la que alertó sobre los asesinatos que había sido encerrada por el homicida, pero un peritaje derribó esta hipótesis, ya que reveló que la mujer tenía rastros de pólvora en sus manos, lo que indica que pudo haber sido la autora de los disparos o haber estado muy cerca del tirador, informaron fuentes judiciales.

La siguiente es la desgrabación completa de la llamada a la línea 911 de la Policía de la Ciudad que la propia Bonanno hizo el 4 de junio pasado por la noche desde el teléfono fijo del departamento 10mo. “D” de Cabildo 2659, donde habían sido asesinados su cliente, el mexicano Rodrigo Alexander Naged Ramírez (58), y el hijo de éste, el colombiano John Alexander Naged Aguilar (32):

Operador (O): -911 ¿Dónde es su emergencia?
Bonanno (B): -Hola sí, en Capital.
O: -¿En qué calle?
B: -Cabildo.
O: -Sí señora, ¿Cabildo?
B: -Ay, ¿cómo es?… Cabildo 2659.
O: -¿Qué es? ¿Una casa, un departamento? ¿Qué es esto?
B: -Un departamento.
O: -Piso del departamento, por favor.
B: -Décimo… Décimo ?D?.
O: -¿Qué pasó?
B: -No sé, entraron. Empezaron los gritos, a mí me encerraron.
O: -¿Siguen ahí?
B: -No. Salí… Están muertos. ¡Ay, por favor!
O: -¿Qué pasó señora?, dígame.
B: -Yo vine a ver a mis clientes y no sé, entraron, entró uno y empezó a los gritos.
O: -Sí…
B: -Y están muertos los dos.
O: -Ya te mando el móvil, quédate tranquila.
B: -Por favor.
O: -Van para allá. Quédate ahí en el lugar, van para allá.
B: -Gracias.
O: -¿Quién era el que entró? ¿Lo viste?
B: -No sé, no, no, no.
O: -¿Quién te escondió?
B: -El que disparó estaba en capucha.
O: -Van para allá, quedate tranquila.

Los peritos de Científica de la Policía de la Ciudad realizaron lo que se llama prueba de “barrido electrónico” y hallaron restos de plomo, antimonio y bario -los componentes que se dispersan cuando se efectúa un disparo-, en las manos de Bonanno y también de John Naged.

“Mandamos a hacer las contrapruebas y estamos analizando las posibilidades porque el resultado positivo puede ser por dos motivos. O ellos mismos dispararon o estaban muy cerca de la pistola cuando se gatilló el arma”, explicóuna fuente de la investigación.

El mismo informante dijo que, en el caso de la víctima, “puede ser una contaminación por intento de defensa, es decir, que acercó su mano para manotear el arma antes de que lo asesinaran”.

Lo que queda claro para los investigadores policiales y el juez federal de Campana, Adrián González Charvay, es que los rastros de pólvora en su cuerpo revelan que Bonanno mintió cuando relató al 911 y a la Policía de la Ciudad que ella estaba encerrada en un lavadero cuando el sicario ejecutó a las víctimas.

Los expertos tomaron las muestras de las manos de la abogada Bonanno (29) y de los dos muertos, el mismo día del hecho, pero los resultados del barrido electrónico se conocieron en las últimas horas.

Es que en la escena del doble crimen no se halló ninguna pistola y se secuestraron tres vainas servidas, cuando padre e hijo presentaba un solo balazo cada uno.

A su vez, en el lugar del hecho también se secuestró un cuchillo con manchas de sangre, aunque tanto las dos víctimas como la abogada no presentaban heridas por arma blanca.

En esa línea, los pesquisas apuntan a un hombre “NN” que fue captado por las cámaras de seguridad instaladas en la entrada del edificio donde fue cometido el doble crimen y que ingresó al edificio con Bonanno.

El mexicano Naged Ramírez estuvo preso por la causa “Bobinas Blancas”, en la que se desbarató una banda que pretendía enviar dos toneladas de cocaína desde Bahía Blanca y Mendoza a Europa y Canadá, pero el 15 de marzo la Justicia ordenó su libertad por las secuelas que le dejó un ACV que sufrió en el penal de Ezeiza.

Fuente: Télam

Crónica

También podría gustarte