Policías armados desarticularon una toma en escuela de San Isidro

Estudiantes del Colegio Nacional de San Isidro vivieron una tarde tensa el martes por la noche cuando la policía ingresó al Colegio en cuestión para evitar que los padres, docentes y alumnos pasen la noche en el establecimiento como vigilia para partir en la mañana del miércoles rumbo al Congreso de la Nación.

De acuerdo a la versión publicada en un comunicado por el centro de estudiantes alrededor, de las 6 de la tarde un grupo se acercó a la puerta del edificio “con el objetivo de entrar a contra turno para iniciar el proyecto de la vigilia, avalado por la asamblea realizada” más temprano.

La puerta del Colegio, copada por la policía (@juan_amorin)
“En el intento de ingresar nos encontramos con la negativa de directivos y ciertos docentes. Intentamos entrar de igual manera y en la discusión se generó un forcejeo que desencadenó en una disputa violenta entre un padre y el portero”, según el comunicado que agrega que “el incidente terminó en un llamado a la policía quien rápidamente se aproximó al colegio”.

Según reconstruyeron los alumnos, alrededor de 12 oficiales uniformados ingresaron al establecimiento “sin orden de allanamiento ni causa judicial”. “Rechazamos totalmente su accionar y manifestamos que estas muestras de poder y presión no son aisladas, si no que pasan y están sucediendo en otros colegios”, advirtieron los estudiantes que también criticaron a las autoridades escolares por “los intentos para obstaculizar el plan de vigilia cortando luz, agua y gas y suspendiendo clases”.

Patrulleros en la cuadra del Nacional. (@Juan_amorin).
“Nosotros luchamos por un protocolo de género, por una ley de Educación Sexual Integral, por la ley de Aborto legal, seguro y gratuito y desde ahora les avisamos a las autoridades que no vamos a bajar los brazos”, contó Valentina Mayol, miembro del Centro de Estudiantes del Nacional San Isidro.

La abogada y referente de la Coordinadora contra la Represión Institucional y Policial (CORREPI), María del Carmen Verdú, dijo al respecto que si bien “frente a la denuncia y la flagrancia la Policía puede entrar a las escuelas, el episodio denota cómo juega el espíritu represor por parte de las autoridades del colegio”.

Crónica

También podría gustarte