Portal de noticias

Pibe detenido y liberado por amenazas de bomba en colegios

lumno de 5º año de la Escuela Media Nº 5 del partido bonaerense de Morón fue aprehendido anoche por la policía, y posteriormente liberado, tras un allanamiento por las amenazas de bomba a colegios de la provincia de Buenos Aires, informaron fuentes policiales.

Las fuentes precisaron que el operativo se inició a partir de una investigación que lleva adelante la Justicia por las amenazas de bomba en el colegio ubicado en las calles Indart y Bermudez, de Morón.

Toma aérea al momento de la detención.
El estudiante cursa en 5° año, 3° división y para determinar si se trata del autor de los llamados se incautaron siete teléfonos celulares y cuatro chips de la empresa Movistar, que serán analizados por peritos informáticos.

Concluido el procedimiento e incautado el material el joven fue liberado.

Esta mañana, en tanto, hubo que evacuar tres colegios por amenazas de bomba: la Escuela Técnica Nº 8 en Tolosa en La Plata, la secundaria Nº 12 de Berisso y el Normal 1, ubicado en pleno centro de la capital bonaerense.

Ayer por la mañana la policía bonaerense también realizó allanamientos en viviendas de La Plata y Berisso con el objetivo de encontrar a los autores de las constantes amenazas de bomba efectuadas a los colegios de esos distritos, en su mayoría a través de llamados al 911, tras lo cual se detuvo a una persona por tenencia de armas.

En tanto, Hugo Dagorret, subsecretario de seguridad de Berisso, dijo a radio Provincia que ya hubo 35 intimidaciones públicas y expresó que “queremos cortar de raíz con este tema de las intimidaciones públicas que no sólo afecta a la escuela y a los docentes sino también a los padres”.

De esta manera, investigaban el contenido de sus dispositivos.
Contó que a las personas que realizan las amenazas “se le va a iniciar un juicio civil porque nosotros queremos una reparación económica por todos los daños que han causado” y cuantificó en “entre 30 mil y 70 mil pesos” el perjuicio por las amenazas.

Según fuentes del Ministerio de Seguridad, en la mayoría de los casos las amenazas las llevan a cabo los mismos alumnos en períodos de examen o por “efecto contagio”.

 

Efectivos realizando pericias.
Ante cada llamado, la policía se ve obligada a desplegar el protocolo de seguridad y de evacuación de los estudiantes de los edificios, lo que complica el funcionamiento académico y genera importantes gastos al Estado.

Además, los directores de cada establecimiento están obligados a radicar la denuncia policial, tras lo cual la Justicia comienza a investigar.

Distintas pericias en el allanamiento.
La modalidad de amenazas se extendió en las últimas semanas a zonas del gran Buenos Aires como Merlo, Moreno, San Miguel, La Plata, La Matanza y San Martín.

Fuentes del Ministerio de Educación contaron que “se trabaja con la comunidad educativa, docentes, chicos y padres- para concientizar que esto es un delito, que está mal y nos perjudica a todos”.

Crónica

También podría gustarte