“El desafío más concreto es eliminar todos los factores de exclusión”

Durante su participación en la CRES 2018 el rector de la UNPA, Ing. Hugo Rojas, resaltó la presencia de distintos colectivos “espontáneos y organizados” que manifestaron disconformidad en el ámbito universitario y pidió “eliminar todas las barreras para el ejercicio pleno de los derechos”. También habló de financiamiento y anunció la creación de un Consejo Social.

El Rector de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Ing. Hugo Rojas, encabezó el contingente institucional que participó la semana pasada en la III Conferencia Regional de Educación Superior y las actividades por el Centenario de la Reforma Universitaria, llevadas a cabo en la ciudad de Córdoba, donde participó activamente de las actividades protocolares, mesas de trabajo, conferencias y simposios tendientes a analizar la situación del sistema educativo y delinear un plan de acción para los próximos 10 años.

Si bien destacó las “presencias ilustres” que participaron en los diferentes espacios de análisis y debate – de quienes dijo que “han sido fieles a sus recorridos y en algunos casos han llegado a deslumbrarnos”- Rojas se mostró impactado por “la presencia de colectivos, tanto espontáneos como organizados, que se han hecho presentes en esta CRES y se han manifestado con todas sus voces, que han manifestado su disconformidad respecto de las condiciones en las que se encuentran, tanto para estudio, como para el trabajo docente y no docente”.

En declaraciones realizadas al equipo de la Asociación de Radios Universitarias Argentinas (ARUNA) que realizó la cobertura en vivo de la CRES 2018, Rojas sostuvo que esos colectivos marcan “un descontento contra el claro contraste entre las declaraciones que se hacen desde las políticas públicas, la implementación de esas políticas publicas y los resultados”.

“Creo que el desafío más concreto es eliminar todos los factores de exclusión. Erradicar los obstáculos y restricciones que se transforman en factores de exclusión, todas las barreras para el ejercicio pleno de los derechos. Uno de esos derechos es la educación, el acceso al conocimiento y a la información. Creo que es ahí donde se debe asumir una actitud contestataria en contra de las políticas públicas que propician la exclusión”, sentenció.

En este contexto, el rector de la UNPA señaló otros factores prioritarios, tales como “el incremento de los niveles de gobernanza, el incremento en la participación democrática para la toma de decisiones de los distintos claustros, estamentos y organizaciones de la sociedad civil, tanto a nivel institucional como en la definición de las políticas públicas”.

Rojas se refirió también a la articulación “tanto a nivel educativo como a nivel institucional- organizacional” y sostuvo que es “una política de inclusión, porque justamente conlleva el logro de las competencias, las capacidades que requieren los estudiantes para asumir el desafío y todo el esfuerzo que significa llevar adelante una carrera universitaria”.

Consultado sobre el vínculo de las universidades con su entorno – que en la UNPA se da a través de la extensión universitaria y la vinculación tecnológica-, remarcó la importancia de articular con los sectores sociales y con el sector productivo y adelantó que en nuestra casa de altos estudios “estamos proponiendo la creación de un consejo social, con la participación de todas las organizaciones sociales, gubernamentales y no gubernamentales, para participar en la toma de decisiones de la universidad”.

Presupuesto

Por otra parte, Rojas manifestó su preocupación por las políticas de ajuste que está implementando el gobierno nacional y consideró que “en el plano universitario la situación es muy contundente”.

“Tenemos un recorte ya anunciado de 3 mil millones de pesos y un presupuesto de 103 mil millones. Hay una virtual paralización de las obras de infraestructura, un retraso en los gastos de funcionamiento de las universidades; los contratos programa también están muy disminuidos en cuanto a su propuesta, su implementación y a las convocatorias, es decir, hay claros problemas respecto del financiamiento y lo que es peor todavía es que hay una gran desigualdad en la asignación de recursos dentro del sistema”, indicó.

En tal sentido, observó que “la situación que están atravesando algunas instituciones son muy desiguales, muy asimétricas respecto de otras”, dado que “el sistema universitario ha desarrollado un mecanismo para compensar esas asimetrías, pero no se está implementando”.

“Las cuestiones presupuestarias se resuelven por vías paralelas y lamentablemente quienes tienen que intervenir en la compensación de esas asimetrías son los mismos actores que participan en esta distribución desigual de los recursos. O sea que el panorama es muy complejo de ser revertido”, lamentó.

En la misma línea, recordó que existen pactos internacionales que establecen un incremento progresivo de la inversión para garantizar los derechos económicos, sociales y culturales, incluso haciendo uso de la ayuda externa, mientras en el caso de Argentina “la ayuda externa se encauza hacia otros fines y no a la ampliación de los derechos”.

En un evento imbuido por el espíritu de la Reforma Universitaria, el rector de la UNPA reafirmó “los valores de aquellos revolucionarios del ’18” y expresó que la frase emblemática ‘Los dolores que quedan son las libertades que faltan’ es “un motor que debe movilizarnos siempre a la búsqueda de mayores libertades y a la ampliación de mayores derechos”.

También podría gustarte