Portal de noticias

Vieron movimientos extraños en un jardín, llegó la policía y detuvo a los ladrones

Días atrás y gracias a la intervención de una vecina, quien alertó a la policía, felizmente se evitó un robo en las instalaciones del Jardín Maternal “Sagrada Familia”.

El hecho se originó en el establecimiento ubicado en la avenida Tierra del Fuego y Sarmiento de Gamboa de la ciudad de Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz.

Pudo conocerse que ante movimientos extraños en el lugar, una vecina caletense decidió dar aviso a la policía, quienes se hicieron presentes rápidamente y evitaron el robo de varios elementos de valor para el jardín.

Los malvivientes ya habían preparado los artículos a sustraer cuando de repente los uniformados los pescaron in fraganti razón por la cual fueron detenidos y conducidos a la comisaría local.

Para conocer un poco más sobre lo sucedido la vicedirectora Edith Barrientos conversó con Santa Cruz en el Mundo y detalló que “se trató de dos individuos que violentaron las puertas de la oficina de la dirección y todo sucedió en horas de la madrugada”.

La policía de la comisaría de la Seccional Segunda “ubicó a la directora y luego a mi, solicitándonos nos hagamos presentes para observar la situación planteada. Así llegamos al Jardín y comenzamos a recorrer las instalaciones para realizar las verificaciones correspondientes. Recuerdo que en la mesa de la dirección los ladrones habían puesto la computadora de escritorio, su monitor, gabinete y mousse, además de un caloventor y un radiograbador. Todo dispuesto para ser robado”, comentó la vicedirectora.

Esta situación no es la primera vez que sucede en el jardín, a fines del año pasado sufrieron un robo donde se llevaron otros elementos de valor.

“Por lo que vimos -continúo-  los sujetos forzaron la ventana de la cocina y desde de allí, ingresaron a la institución, tuvieron que caminar sobre la mesada, luego saltaron y caminaron por el pasillo hasta llegar a la dirección, lugar donde también se guardan los equipos de música de todas las salas y sus respectivos accesorios”.

Igualmente, Barrientos agregó: “Lo que no sirve más es la puerta de la dirección porque prácticamente la destrozaron y se resolvió reforzar las ventanas con soldaduras”.

Por último, de averiguaciones realizadas pudo conocerse que los asaltantes serían dos jóvenes, uno de 17 años y otro de alrededor de 21.

La Vanguardia del Sur/Santa Cruz en el Mundo

También podría gustarte