Portal de noticias

Gays y cuestiones de género, en­ el próximo Sínodo sobre jóvenes­

– La Iglesia está llamada a “afrontar de manera concreta argumentos controversiales como la homosexualidad y las temáticas gender, sobre las cuales los jóvenes ya discuten con libertad y sin tabúes”.

Lo subrayó el documento preparatorio del próximo Sínodo de los Obispos sobre Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, que se celebrará del 3 al 28 de octubre de 2018, y fue presentado en el Vaticano.

Se trata de un instrumento de trabajo o Instrumenta Laboris sobre la mayor parte de las problemáticas urgentes que la Iglesia verifica en el mundo para la juventud.

El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo, expresó en la presentación: “En un mundo que no nos ayuda mucho a soñar, puede ser leído como una invitación a volver a desear lo imposible, a soñar para y con los jóvenes cosas grandes”.

“Muchos jóvenes católicos no siguen las indicaciones de la moral sexual de la Iglesia. Ninguna Conferencia Episcopal ofrece soluciones o recetas, pero muchos son del parecer de que la cuestión de la sexualidad debe ser discutida más abiertamente y sin prejuicios”, indicó el documento.

El texto preparatorio da cuenta de que “la familia continúa representando una referencia privilegiada en el proceso de desarrollo integral de la persona”, pero alerta que “los jóvenes subrayan también cómo las dificultades, las divisiones y la fragilidad de las familias son fuente de sufrimiento para tantos de ellos”.

También dice que resulta necesario investigar mejor “la relación entre la cultura juvenil y la moral familiar”. Al respecto, sostiene que “distintas fuentes señalan una brecha creciente entre ellos; sin embargo, otras afirman que todavía hay jóvenes interesados en vivir relaciones auténticas y duraderas” y “el matrimonio y la familia siguen estando para muchos entre los deseos y proyectos que los jóvenes intentan lograr”.

El Instrumentum laboris registra también los niveles dramáticos de desocupación juvenil en muchos países, que conducen a testimonios que denotan “mucho miedo” y pérdida del deseo de “soñar”, y los “problemas ligados a sistemas escolares y universitarios que se limitan a informar sin formar, que no ayudan a la maduración de un espíritu crítico y a la profundización del sentido también vocacional del estudio”.

Además, subraya “la gran alarma” por “la difusión entre los jóvenes de abusos y dependencias de distinto tipo (drogas tradicionales y sintéticas, alcohol, ludopatía y adicciones a Internet y pornografía)”, y anticipa una reflexión sobre la ausencia de la figura paterna en las familias y sobre los migrantes.

La Prensa

También podría gustarte