Portal de noticias

Pistoleros que se enfrentaron con la policía se negaron a declarar

Las investigaciones están direccionadas a la búsqueda de otro individuo que habría oficiado de campana a bordo de un auto en el atraco a los gitanos.

Los tres delincuentes que en la madrugada del lunes enfrentaron a balazos con una comisión policial, tras perpetrar un asalto a una familia de gitanos en el barrio General Paz de la ciudad de Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz, se habrían negado ayer a prestar declaración indagatoria ante el juez de instrucción Gabriel Contreras.

Fernando Oviedo y Matías Reynoso fueron trasladados desde calabozos de diferentes comisarias poco después del mediodía hasta el despacho del titular del Juzgado de Instrucción N° 2. Más tarde Contreras acudió hasta el Hospital Zonal, donde permanece internado el tercer implicado en el hecho delictivo que conmocionó a la comunidad. Se trata de Luciano Zúñiga, quien recibió un balazo en la pelvis disparado por uno de los integrantes de la comisión policial, aunque ya se encontraba fuera de peligro en una sala general y con una fuerte custodia.

Las edades de estos individuos que ya tienen frondosos antecedentes policiales y judiciales oscilan entre los 20 y los 25 años y todos ellos se habrían negado a prestar declaración indagatoria amparándose en un derecho constitucional, según revelaron fuentes tribunalicias.

Cabe recordar que los tres fueron detenidos inmediatamente después de que alrededor de las 3:20 de lunes protagonizaran un violento asalto en la casa de una familia de gitanos de apellido Demetrio.

Todos portaban armas de fuego y uno de ellos baleó a un menor de 14 años que habría intentado resistirse tras lo cual se dieron a la fuga pero fueron interceptados por tres policías que llegaron a bordo de un patrullero, generándose un violento enfrentamiento a bazos, resultando herido el oficial inspector Daniel Angulo y el asaltante Luciano Zúñiga.

Los dos heridos en este enfrentamiento y también el menor baleado en el interior de la casa, fueron trasladados al Hospital Zonal donde se los sometió a intervenciones quirúrgicas.

“Pasa a buscarnos”

Por otra parte, ayer trascendió que personal de la Dirección De Investigaciones (DDI) que está abocada a esclarecer el caso en su totalidad, procura identificar a un cuarto integrante de la peligrosa banda. El sujeto habría oficiado de campana y esperaba a sus compañeros a bordo de un auto estacionado cerca de la casa asaltada, la cual, está ubicada en la esquina de las calles Damevin y Rosario Vera Peñaloza.

Esto se deprende por el testimonio de Demetrio, el zíngaro que se dedica a la compra venta de automotores, quien habría declarado que uno de los asaltantes poseía un equipo de comunicaciones portátil a través del cual le dio una orden a otro individuo diciéndole: “ya está, pasa a buscarnos”.

Prueba de ello, es que ayer se confirmó que la policía halló en las inmediaciones un aparato del tipo walkie talkie que tenía una frecuencia de radio doméstica, presuponiéndose que fue arrojado por los malvivientes cuando intentaban escapar a pie al quedarse sin logística de vehículo.

Por tal motivo los investigadores se ocuparon de solicitar a comercios y vecinos particulares de las inmediaciones que poseen cámaras de seguridad, que se les permitiera acceder a los registros de videos a fin de detectar el desplazamiento de un auto sospechoso.

Lenta recuperación

En lo que respecta al cuadro clínico del oficial herido, la dirección de Hospital Zonal emitió ayer un parte de prensa indicando que Daniel Angulo, de 34 años, permanecía en terapia intensiva y que se le retiró el equipo de respiración asistida.

“Se encuentra consciente y estable luego de la intervención quirúrgica (a la que fue sometido), pero aún con pronóstico reservado” se especifica, recordándose que fue impactado en su fémur por una bala calibre 9 milímetros que le afectó una vena y le causó una fuerte hemorragia, por lo cual se le realizaron transfusiones sanguíneas.

Respecto al menor que también fue operado por el balazo que acusó en su cadera, se informó que continuaba en Terapia Intensiva Pediátrica “con evolución favorable” durante las primeras horas.

Finalmente se hizo saber que “el otro joven permanece en sala general”, en clara referencia a uno de los integrantes de la banda delictiva, Luciano Zúñiga.

Fuente (La Vanguardia del Sur)

También podría gustarte