Portal de noticias

Guau: le decían “bulldog” por su cara, se operó y quedó bellísima

Rebecca Hamilton tuvo que convivir hasta los 23 años no sólo con un problema de salud sino también con las burlas constantes de sus compañeros de escuela.

La joven tenía problemas para morder, que incluso le impedían comer pizza o hamburguesa. Pero su problema era mucho más profundo: no podía cerrar la boca.

Por la deformidad de su mandíbula, sus compañeros de escuela le decían “fea” y la llamaban “bulldog”.

“No solo tenía problemas en la mordida inferior, también tenía dientes separados. Recuerdo que la gente me arrojaba dinero en los pasillos de la escuela y me decía que usara el dinero para arreglarme los dientes”, contó Rebecca a The Sun.

“Las chicas de mi clase me llamaban ‘bulldog’ y siempre decían que tenía una gran cabeza y mentón. Me llamaron fea diariamente”, agregó la joven.

A los 23 años, Rebecca se realizó una operación que le cambiaría la vida. Específicamente, se practicó una doble cirugía a la mandíbula.

Si bien la transformación de su rostro fue total, Rebecca admitió que su recuperación fue muy dolorosa e incómoda, pero que aún así valió la pena.

Como cierre a esta triste historia con final feliz, Rebecca subrayó: “¡También tienes que amarte a ti mismo! Nunca dejes que nadie te diga cómo debes lucir. Si estás contento con tu persona, no cambies para nadie”.

Crónica

También podría gustarte