Portal de noticias

Hallan 56 esqueletos de niños sacrificados en Perú

Las tradiciones de la antigua civilización Chimú, que habitaba la región de la actual ciudad costera de Trujillo, tenían fines macabros que en la actualidad resultan incomprensibles y continúan afectando, de alguna manera psicológicamente, a gran parte de la sociedad peruana.

Tal es así que recientemente fueron hallados 56 esqueletos que corresponden a niños que fueron salvajemente sacrificados. ¿En qué consistían los ritos? Mataban a los pequeños y posteriormente les arrancaban el corazón, antes de enterrarlos frente al mar. Se estima que la “ofrenda” era para evitar devastadoras lluvias e inundaciones causadas por un gran evento provocado por lo que ahora se conoce como la corriente de El Ñiño, que devastó dicha región hace mucho tiempo.

En ese contexto se descubrieron los cuerpos este año en el distrito de Huanchaco, al noreste del territorio del Perú.

Según los arqueólogos, este episodio deja en evidencia que Huanchaco era “un lugar de sacrificio humano sin precedentes en la historia del mundo”. El investigador Gabriel Prieto Burmester, director del Programa Arqueológico, le dijo a un medio incaico que “no hay otro lugar en el planeta donde haya tantos entierros de esta naturaleza”.

Gran conmoción

Los esqueletos se descubrieron por primera vez a principios de mayo, y los arqueólogos efectuaron tareas de excavación desde ese mismo día, presentando sus hallazgos en una conferencia de prensa que conmocionó a toda la población.

Los niños tenían entre 6 y 8 años y entre 11 y 14 años y fueron enterrados entre 1.200 y 1.400 después de Cristo. Los restos habrían sido enterrados entre los años 1200 y 1400 d.C. Los pequeños cuerpos fueron envueltos en tela, algunos de los cuales se conservan hasta hoy, lo que sugiere que los cuerpos fueron preparados antes de la muerte, posiblemente como parte del mencionado ritual de sacrificio, según el Dr. Burmester.

El investigador del proyecto, el profesor John Verano, antropólogo de la Universidad de Tulane, dijo en un comunicado: “La evidencia indica que son sacrificios. No hay evidencia de niños enfermos, tenían buena salud, lo que sugiere que eran de clase media o alta, sin embargo, no se encontraron artefactos, ofrendas o collares que indiquen diferenciación social”.

Un total de 30 esqueletos se encontraron en un área de 200 pies cuadrados, mientras que los 26 restantes fueron descubiertos en una tumba contigua. Los investigadores dijeron que se necesitarán más investigaciones para determinar por qué los niños fueron sacrificados en esta área de Huanchaco, que se encuentra a sólo 5 kilómetros de Chan Chan, la capital de la sociedad Chimú.

Ocurrió en Chan-Chan

Según Burmester, los niños sacricomuficados “deben haber sido concebidos y haber nacido en Chan Chan”.

En el mes de abril, se encontraron los cuerpos de 140 niños y 200 llamas jóvenes en el sector Las Llamas de Huanchaquito, a pocos kilómetros del sitio de los 56 esqueletos recién descubiertos. Alrededor de los cuerpos se encontraron restos óseos de 30 llamas jóvenes de menos de un año de edad.

Los arqueólogos describieron el hallazgo como el mayor incidente individual de sacrificio masivo de niños en la historia. Según lo que estiman, se cree que fue un gran sacrificio humano para detener los efectos negativos del fenómeno de El Niño, ya que también se detectaron sedimentos de las abundantes lluvias que debieron haber ocurrido por aquel entonces.

“La gente ofrenda lo que es de mayor valor para ellos”

Las muestras de suelo tomadas alrededor de Chan Chan sugieren que la región fue golpeada por un mega Niño, como ya se ha denominado en alguna oportunidad al fenómeno climático. El catastrófico evento habría devastado las pesquerías marinas y desbordado la extensa infraestructura de canales agrícolas de Chimú.

El arqueólogo de la Universidad George Mason, profesor Haagen Klaus, dijo que las sociedades a lo largo de la costa norte de Perú pueden haber sacrificado niños para defenderse de la degeneración causada por el evento.

Es que aseguró que es probable que los grupos recurrieran a sacrificar niños luego de que los rituales en los que participaron adultos no lograron frenar el embate de la lluvia y las inundaciones.

“La gente sacrifica lo que es de mayor valor para ellos. Es posible que hayan visto que el sacrificio de un adulto fue ineficaz. Las lluvias seguían llegando. Tal vez había una necesidad de un nuevo tipo de víctima sacrificial”, explicó.

Los Chimú eran una cultura pre incaica que surgió de los restos de la civilización Moche a lo largo de la costa peruana en el año 900 d.C.. Fue el mayor imperio precolombino en Perú hasta la aparición de los Incas.

La cultura estaba dominada por la agricultura, aunque también se hizo famosa por sus impresionantes textiles y alfarería, ahora famosa por sus cerámicas negras y metales preciosos elaborados. Se cree que los Chimú sobrevivieron pescando y adoraron a la Luna, creyendo que era más poderosa que el Sol.

Crónica

También podría gustarte