Cada vez quedan menos del campeón de América

Ecos de un equipo que quedó en la historia. Con la salida de Juan Ignacio Mercier, que continuará su carrera en Atlético Tucumán, la de Juan Ignacio Cavallaro (quedó libre) y el retiro de Leandro Romagnoli, sólo Sebastián Torrico y Nicolás Blandi se mantienen en el club de aquel plantel que logró conquistar la Copa Libertadores en 2014, la primera y única de la institución de Boedo.

Todavía están latentes en varios sectores del Nuevo Gasómetro esos recuerdos imborrables de la noche del 13 de agosto, cuando un grupo de jugadores escribió la página más agradable en la historia del Ciclón. Ese 1 a 0 sobre Nacional de Paraguay que le permitió sacarse la espina llamada Libertadores. Pero como los años no vienen solos y pasan para todos, la actualidad de esos futbolistas expone el paso de los años. De aquellos que formaron parte de ese plantel, solo dos continúan defendiendo la azulgrana.

La salida de Mercier, que fue contratado por Atlético Tucumán, y el retiro de Romagnoli, actualmente manager del club, se suman a la lista de varios que, anteriormente, ya habían dicho adiós.

Es cierto que algunos de los futbolistas más emblemáticos que abrazaron la gloria continúan destacándose en distintas ligas del mundo, el único que lo hace en una de primera línea es Angel Correa, que es titular en el Atlético Madrid de Diego Simeone, que viene de conquistar la Europa League.

Santiago Gentiletti, en tanto, juega en el Genoa de la Serie A italiana. Fue titular en gran parte de la temporada y en algún momento también se lo mencionó para integrar la Selección Nacional, pero finalmente no se terminó concretando.

En la MLS de los Estados Unidos, es Ignacio Piatti quien, a lo largo de las últimas temporadas, ha marcado el rumbo entre los argentinos. En el Montreal Impact de Canadá, es gran figura y los últimos dos años ha sido seleccionado para jugar el partido de las estrellas, del que generalmente forman parte aquellos que se han destacado por sobre el resto. Hace un tiempo se habló mucho de la posibilidad de pasar a Boca, que estaba dispuesto a desembolsar varios millones por su pase, pero finalmente no se terminó concretando.

En el mismo campeonato, Héctor Villalba comenzó a dejar su huella en el Atlanta United, dirigido por Gerardo Martino. Además de haber tenido grandes partidos, marcó, para los norteamericanos, el mejor gol de la temporada.

En Brasil, es Walter Kannemann quien se consolidado como uno de los mejores marcadores centrales del país vecino. Tanto ha encantado a los torcedores del Gremio, vigente campeón de América, que muchos se preguntaron cómo había quedado afuera de la lista de la Selección Argentina que viene de jugar el Mundial de Rusia.

Por su parte, muchos de éstos, después de algunos periplos por el mundo, retornaron al fútbol argentino, como Emmanuel Mas y Julio Buffarini, que defienden la camiseta de Boca. O Enzo Kalinski, que se desempeña en Banfield y Mauro Matos, recientemente adquirido por Atlético Tucumán. Mientras que Néstor Ortigoza, autor del gol que le dio la consagración a los de Boedo, hace unos meses milita en Rosario Central.

Por su parte, Mauro Cetto también le puso punto final a su carrera, al igual que el colombiano Carlos Valdés Parra.

Diario Popular

También podría gustarte