Portal de noticias

El viaje de Trump al Reino Unido­ causa un rechazo sin precedentes­

El arribo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para una visita de trabajo al Reino Unido generó un nivel de movilización sin precedentes en el país desde las masivas protestas callejeras contra la guerra de Irak en 2003.

No en vano los principales actos oficiales, como el encuentro del mandatario con la primera ministra, Theresa May, y la reina Isabel II se realizarán fuera de Londres para evitar en lo posible las numerosas protestas programadas en su contra.

En lugar de los emplazamientos habituales de Downing Street y el palacio de Buckingham, en el centro de la capital británica, Trump se reunirá con May y la Reina Isabel II en la residencias de Chequers y Windsor.

DESAFIANTE­

Desafiante ante las críticas, el mandatario llegó a Londres procedente de Bruselas, donde asistió a la cumbre de la OTAN, no sin antes cuestionar la política sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea de la primera ministra británica, Theresa May.

“No sé si votaron por eso”, manifestó Trump en conferencia de prensa en la capital belga, en referencia al Libro Blanco sobre el “brexit” que el gobierno presentó en la Cámara de los Comunes y que provocó la dimisión de dos de sus principales ministros, partidarios de un “brexit” más duro.

“La gente votó para separarse (de la Unión Europea), así que me imagino que eso es lo que harán, pero tal vez tomen un camino diferente”, agregó.

Para hoy está prevista en Londres una concentración cuyas principales consignas son “Together against Trump” (“Juntos contra Trump”) y “Trump is not welcome” (“Trump no es bienvenido”).

Será una movilización organizada como un “carnaval de protesta” en la que incluso llegarán a parodiar al presidente como si fuera un gran bebé caprichoso bajo la forma de un globo gigante que sobrevolará los alrededores del Parlamento británico.

Bajo el lema “Stop Trump March” (“Marcha para detener a Trump”), los asistentes citados frente a los estudios de la cadena BBC, caminarán por las principales arterias de Oxford Circus y Regent Street hasta finalizar en la icónica plaza de Trafalgar.

La columna dedicada al almirante Nelson en este céntrico enclave ya se ha iluminado con el lema “Trump No”, a lo que se añadirán un muro de sonido con música de mariachis y niños mexicanos llorando en protesta contra la separación de sus padres tras entrar en Estados Unidos.

La Prensa

También podría gustarte