Portal de noticias

La gobernadora Bertone solicitó una reunión urgente con empresarios, gremios y nación

Identificó seis empresas que le han comunicado problemas similares a Audivic.

“Hay empresas que pueden tener una sustentabilidad en el tiempo y hay otras que, por su condición, las tendremos que ayudar de otra manera. Para eso necesitamos del gobierno nacional, del Ministerio de Trabajo, de todos los que participamos, para buscar una solución. No vamos a resolver casos aislados cuando es una crisis mucho más global”, sentenció.

La gobernadora Rosana Bertone regresó ayer de la ciudad de Buenos Aires y, en diálogo con FM Aire Libre, informó sobre las gestiones realizadas, fundamentalmente la reunión con el ministro de la producción Dante Sica, a quien reclamó una convocatoria urgente a las partes firmantes del acuerdo de noviembre pasado.

“Nosotros firmamos un convenio y ese convenio tiene que ser respetado. La situación de Audivic no es puntual, porque hay otras empresas con problemas similares y nosotros pedimos personalmente a Danta Sica, con el senador Catalán Magni y con Antonio Caló, que cite a las empresas nucleadas en AFARTE y también a las que no están comprendidas, a la UOM y a ASIMRA, para ponernos de acuerdo nuevamente, y que se ratifique el compromiso que se firmó”, dijo.

Remarcó que “la provincia cumplió, nosotros sostuvimos la exención impositiva a la industria, que le cuesta a la provincia 800 millones de pesos al año. Nosotros cumplimos con nuestra parte y esperamos que los demás hagan lo mismo. Hablamos de todas las firmas, las nucleadas y no nucleadas en AFARTE, porque hay muchas que tienen problemas. La crisis es más profunda que la situación de una empresa, porque hay una recesión importante en las compras en Argentina, y hay una situación financiera complicada de los intermediarios”, dijo.

“Sica me explicó claramente que la caída del intermediario afectó a Audivic y a otras empresas, esto se buscó solucionar formando un fideicomiso en el banco BICE -de inversión y comercio exterior- para que no caiga Musimundo, que no caiga Ribeiro, porque las comercializadoras también tienen problemas. Los problemas trascienden a una empresa, es un problema global debido a la caída del consumo”, aseveró.

Consultada sobre los problemas de los intermediarios, explicó que “son los que comercializan, porque el que le vende los aires a Audivic es el mismo que le vende a Mirgor o a Brightstar. Ese intermediario que se presenta en conflicto afecta a muchas compañías. Algunas tienen un respaldo como para aguantar esa caída y que les dejen una deuda, y otros que son más chicos no lo tienen”.

“Hay empresas que pueden tener una sustentabilidad en el tiempo y hay otras que, por su condición, las tendremos que ayudar de otra manera. Para eso necesitamos del gobierno nacional, del Ministerio de Trabajo, de todos los que participamos, para buscar una solución. No vamos a resolver casos aislados cuando es una crisis mucho más global”, sentenció.

Respecto de la respuesta obtenida, dijo que “es la segunda vez que nos reunimos con el ministro, que conoce la situación de Tierra del Fuego y ha sido muy claro al decir que estos meses van a ser difíciles, pero yo pienso que, si transitamos un camino con la nación, con los industriales, con los trabajadores que han cumplido con su parte del acuerdo, se puede resolver”.

“Todos han cumplido pero los industriales, que tuvieron una buena oportunidad en el mundial, deben tener ese acompañamiento”, reclamó.

“El ministro ha manifestado que conoce la ley, que quiere más integración con el continente, es decir no sólo fabricar los productos que se fabrican hoy, sino que haya productos que puedan ser más integrados a la industria continental argentina. Diría que es casi como era en un principio la ley, porque el ministro Sica busca producir otros elementos o partes que puedan integrarse a la industria argentina. Nosotros le llevamos propuestas sobre la parte final que veníamos trabajando con (el ex ministro) Cabrera, porque hay resoluciones que tiene que sacar Sica, y le hemos llevado otras propuestas con productos más ambiciosos, ligados a las autopartes, a la petroquímica, a las materias primas originarias de la isla. Permanentemente estamos llevando propuestas”, subrayó.

También dio a conocer la iniciativa de “sacar toda la venta que se hace por internet, que complica nuestra industria, para regularla por decreto y, si no, estamos dispuestos a trabajar con diputados y senadores para tener una ley. Europa ha regulado la venta de electrónicos y celulares por internet y no cualquiera puede hoy en día comprar como se compra en Argentina, porque todo lo que ingresa por Mercado Libre, por ejemplo, perjudica a nuestra industria”, planteó.

“Nosotros llevamos propuestas reales y concretas para que se analicen y no pueden decir que no hemos defendido nuestra industria o que no hemos llevado iniciativas para que sean analizadas”, sostuvo.

“El ministro manifestó que nos va a conceder esta reunión y estamos expectantes. Queremos escuchar a los industriales, porque yo los he acompañado del año 2000 en adelante, en cada oportunidad que he tenido, como diputada, como senadora y como gobernadora. Sabemos que el momento es difícil para toda la Argentina. Caló nos contaba sobre la caída de la industria en toda la Argentina, pero nosotros tenemos un régimen especial, creemos que este trabajo que se hizo con los impuestos internos ha beneficiado también a los industriales, y por eso estamos solicitando una mesa para trabajar y buscar soluciones. Desde la reunión de noviembre no volvió a convocarse la mesa de trabajo que se dijo que se iba a tener”, observó.

Remarcó que “los empresarios tienen que cumplir con el acuerdo de mantener los planteles. Hay empresas que nos llaman y nos dicen que tienen tremendos problemas, caída de consumo, y tenemos información de cuáles son las empresas complicadas. Algunas son miembros de AFARTE y otras no, pero todos firmaron cuando se dio el acuerdo, los que estaban en AFARTE y los que no estaban”, recordó Bertone.

“La provincia cumplió resignando 800 millones, que es la mitad del déficit que tenemos y lo estamos poniendo para la industria. No es menor el esfuerzo que está haciendo la provincia. La nación bajó los impuestos internos, pasó por diputados, por senadores. Yo entiendo que tengan un problema las empresas, pero tienen que venir a una mesa, decirnos qué van a hacer con los trabajadores, porque acá no se puede tirar trabajadores por la ventana como si fueran una planta”, fustigó.

Consultada sobre el pedido de la UOM para que la provincia se haga cargo de los sueldos de Audivic y recupere el dinero cuando cobre los cheques de la empresa, descartó esta posibilidad por razones legales: “Nosotros tenemos un caso similar con Foxman, que fue tremendo y casi deriva en una causa penal. No podemos hacer eso y hay un dictamen del Fiscal de Estado como antecedente”, afirmó.

“Estamos buscando una solución y, una vez que se presenten a la audiencia, puedan producir los equipos, todos podremos colaborar, el gobierno provincial, los municipios. Estuve hablando con el intendente Vuoto y está dispuesto a trabajar en un programa conjunto, supongo que se sumará el Municipio de Río Grande, los industriales, el gobierno nacional. Si hay una masa crítica de ayuda, uno puede plantear ir a un fondo anticíclico. Esto se había propuesto por parte de la legisladora Myriam Martínez, pero nunca se aprobó ni lo pudimos terminar de cerrar con AFARTE ni con la industria en general”, dijo.

“En esta instancia yo veo una disposición distinta de las partes y que todos podemos aportar algo, pero no sólo tiene que aportar Tierra del Fuego porque, si no, cada día aportamos más. Cada día la nación nos saca algo y nosotros nos hacemos cargo. Venimos haciéndonos cargo desde la crisis casi terminal que nos dejó Fabiana Ríos, tuvimos que pagar todo lo atrasado, proveedores, normalizar la economía, tuvimos un costo político tremendo para ordenar esta provincia, los hospitales, las escuelas. Nos hacemos cargo y lo vamos a seguir haciendo porque estoy convencida de que en la provincia podemos tener orden fiscal. Pero no podemos tener un problema distinto todos los días y en algo la nación también tiene que colaborar”, reclamó.

“Este régimen fiscal se ha sostenido durante décadas y fue pensado para afianzar la soberanía nacional. No puede ser que la nación no forma parte de la mesa”, remarcó la mandataria.

Rechazo al pedido de ajuste

Bertone admitió el pedido de ajuste formulado por el gobierno nacional, que incluye absorber los subsidios al gas y las naftas. “Nosotros desde diciembre del año pasado no venimos pidiendo nada a la nación, porque ya nos han dicho que no van a dar plata para salarios. Nos venimos administrando con nuestros propios recursos y eso lo puedo hacer hasta hoy, pero no si a mí me van a seguir quitando, como se nos plantea”, fustigó.

“El ministro Labroca va a volver a ir, nos vamos a juntar los gobernadores, porque nosotros también tenemos propuestas. ¿Por qué nos van a sacar a la Patagonia cuando podemos transferir AYSA a la ciudad de Buenos Aires, que también es un rojo tremendo, o podemos transferir Edenor o Edesur? -preguntó-. Todos estamos dispuestos a sentarnos en una mesa, porque acá nadie está para romper ninguna institucionalidad. Estamos dispuestos a charlar, los gobernadores y sus ministros están siendo convocados por el ministro Frigerio y Dujovne y están yendo, pero no puede ser que todo el costo lo tenga que pagar la Patagonia. ¿Por qué? ¿porque tenemos menos votos? Eso no lo vamos aceptar”, sentenció Bertone.

“Nadie va a aceptar eso y no va a haber legislador que quiera votar eso, de ningún espacio político, porque vemos día a día lo que nos significa cubrir todos los desfasajes. Es agravar la situación”, alertó.

“Yo soy una persona responsable, no hago politiquería barata, ni de hoy para mañana. Estoy dispuesta a seguir charlando. Nos piden a los gobernadores peronistas que seamos responsables y lo hemos sido. De mí no pueden decir que fui una irresponsable para gobernar, no lo puede decir ni la nación ni nadie”, aseguró la gobernadora y pidió públicamente al gobierno nacional “que nos respeten y, en un marco de respeto, que nos pidan las cosas. Esta crisis nosotros no la generamos, pero ahora estamos inmersos y estamos dispuestos a sentarnos en una mesa, llevar propuestas, discutir, plantear, pero no que nos digan de una lo que nos van a sacar”.

“Nosotros vamos a seguir manteniendo reuniones, yo me voy a seguir reuniendo con mis colegas y quiero seguir charlando con todos. Es un momento muy difícil y las crisis siempre son una oportunidad”, confió.

La tormenta de Marcos Peña

Bertone también fue crítica de las expresiones del jefe de gabinete Marcos Peña, dado que “dijo que acá hay una tormenta. Acá vamos a saber quién es piloto de tormenta en esta crisis. Vamos a saber muy bien en la Argentina en general quién es piloto de tormenta y quién está improvisando todos los días, porque nosotros no somos improvisados en esta provincia y eso está claro”, disparó.

En cuanto al recorte de fondos FONAVI que se sumaría como parte del ajuste, la gobernadora informó que ya lo aplicaron. “De los fondos del FONAVI para el IPV ya no recibimos nada desde el año pasado y no nos quejamos, ni lloramos ni vamos a romper nada. Decidimos continuar las obras, tenemos recursos de la emisión de bonos que hicimos, enviamos una ley que esperamos que se debata en las comisiones en el mes de agosto, donde proponemos continuar con las obras con recursos propios. Nosotros no vamos aparar nuestro ritmo de obras, porque es lo que nos ha permitido mantener el trabajo y la economía de Tierra del Fuego. Aparte son obras de infraestructura que la provincia necesita para seguir creciendo. Solamente estamos pidiendo a los legisladores provinciales que nos den la posibilidad de afrontar con fondos provinciales las obras que eran con fondos nacionales”, planteó.

“En eso vamos a insistir, lo vamos a charlar, esperamos discutirlo en agosto para ya largar y continuar con los pagos. Excepto la paralización del muelle de Ushuaia, las demás obras están en ejecución o solamente suspendidas por la veda invernal, pero no se van a paralizar. Ya del FONAVI nos están debiendo alrededor de 600 millones”, reveló.

Cooperativas de desocupados

En otro tramo se la consultó sobre la posibilidad de adjudicar obras públicas a cooperativas, dando una alternativa a los desocupados. “En épocas de crisis se puede desarrollar esta alternativa pero, cuando no hay consumo, es difícil que las cooperativas puedan prosperar. Si es una cooperativa de trabajo para una obra pequeña, se puede hacer, pero una cooperativa que quiera vender productos es difícil, porque en esta caída de la demanda, la gente deja de comprar”, diferenció.

Igualmente tomó la inquietud y dijo que “lo podemos hacer en las obras nuevas, y ya enviamos el paquete de leyes a la Legislatura. Lo podemos hacer con las que no están licitadas, porque con las licitadas ya tenemos un contrato. Hay obras nuevas que mandamos a ejecutar y, en el caso de Río Grande, es mucha la inversión presupuestaria, porque son cerca de 200 millones de pesos y podemos pensar en cooperativas. Es una herramienta, y en Río Grande la dificultad es mucho mayor que en Ushuaia, por eso en este paquete de obras que enviamos pusimos muchísimas más obras en Río Grande, que no están licitadas y se podrían trabajar con cooperativas, con empresas más chicas”, adelantó.

Remarcó que “el 70% del paquete de nuevas obras es para Río Grande. La obra pública es un gran dinamizador, pero también soy consciente de que hay muchísimas mujeres sin trabajo y no las puedo mandar a la construcción. Hay muchas mujeres solas, con niños, y este es otro problema que ya veníamos acarreando, porque aun en épocas en que estuvimos bien había muchísimas mujeres que no habían sido integradas al mundo laboral. Ahora, con la crisis, es peor todavía. Ahora hay mujeres que quieren anotarse en talleres de costura, hacer algún curso de cuidador domiciliario, pero tampoco podemos saturar el mercado haciendo cursos de todo, para que después no tengan una incorporación real a la vida laboral. Por eso ponemos un cupo de 30 cuidadores domiciliarios, para que haya trabajo efectivo para esas 30 mujeres”.

El peor horizonte

La gobernadora no minimizó la crisis sino todo lo contrario, de cara a un futuro cercano peor que el presente: “Las dificultades que tuvimos al principio de la gestión nos permitieron sostener los puestos de trabajo, el pago a los proveedores y la economía en general, pero tenemos que prepararnos para lo que viene y, ya lo dijo Dante Sica, que entramos en el peor trimestre del año. Yo mucho no entiendo por qué el jefe de gabinete dice que se vienen meses de tormenta. Si yo fuese jefe de gabinete trataría de tranquilizar a mi país y de tener propuestas más activas en favor de la creación de puestos de trabajo. No digo mentir, pero inyectar un poco de optimismo y propuestas, iniciativas, en lugar de estar hablando siempre de que vamos a estar mal”, criticó.

“La última recesión que me tocó vivir fue del ’98 al 2001 y fueron años tremendos. Uno espera que a este país no le suceda eso nuevamente. Yo aspiro a que las cosas mejoren, que le vaya bien al campo, que haya una buena venta de la cosecha para que entren más recursos, que Brasil mejore y que nosotros también tengamos propuestas”, deseó.

También valoró el rol del Banco Tierra del Fuego en esta coyuntura porque “aporta y mucho. Las provincias que no tienen banco propio están mucho peor. Nosotros podemos seguir sosteniendo mucha actividad comercial porque el banco ha sostenido las tasas, y ha sido una decisión personal mía. Nosotros decidimos sostener las tasas y no llevarlas a los valores nacionales porque es imposible pagarlo. Prestamos las escuelas para ferias, hacemos desde lo grande a lo pequeño y cualquier idea es bienvenida, porque soy consciente de la situación”.

Crisis impensada

“Es muy difícil que a un país le vaya mal y a una provincia le vaya bien, porque estamos inmersos en una realidad por más que seamos una isla. A mí no me gusta esta situación que vive la Argentina y no me la imaginé nunca”, admitió la gobernadora, por el nivel de recesión que nadie tenía previsto, además de otras variables como la corrida cambiaria que impacta en los precios.

“El año pasado, cuando tuvimos esta situación de la industria con los impuestos internos, lo tomé como una cuestión puntual que se resolvía con el esfuerzo de todos. Pero no me podía imaginar que, a seis meses, estemos de nuevo pidiendo que por favor nos sentemos todos, porque no tengo una empresa, tengo seis concretas que ya me vinieron a ver”, reveló sobre otras compañías en crisis parecidas a la de Audivic.

“Acá la nación tiene que colaborar, tienen que darnos la posibilidad de ser escuchados. Si el régimen industrial fuera mío, no le pediría nada a Sica, pero la 19640 es un régimen administrado por la nación y la provincia”, remarcó.

Finalmente estimó que la reunión se podrá realizar en el corto plazo: “Pedimos que sea lo más urgente posible porque no podemos esperar más. Necesitamos que las empresas, la UOM y ASIMRA, nos sentemos en una mesa y le podamos llevar al ministro nuestras inquietudes y posibles propuestas. Esperemos que sea pronto y en el transcurso de esta semana”, concluyó.

 

Diario Provincia23

También podría gustarte