Portal de noticias

Francisco le sacó la roja a importante cardenal yanqui

Un nuevo escándalo se vive puertas adentro del Vaticano, donde el papa Francisco aceptó la renuncia del cardenal de Estados Unidos Theodore McCarrick, acusado de abusar sexualmente de menores. El Pontífice ordenó inmediatamente que sea recluido y apartado de sus funciones hasta que se aclaren las denuncias.

“El Santo Padre recibió la carta en la que el cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington (EE.UU.), presentaba su dimisión como miembro del colegio cardenalicio”, señala un comunicado publicado por la sala de prensa del Vaticano, que explaya: “El papa Francisco dispuso su suspensión en el ejercicio de cualquier ministerio público, así como la obligación de que permanezca en una casa que le será asignada para una vida de oración y penitencia”.

Las acusaciones contra McCarrick se remontan hasta los inicios de su carrera, aproximadamente hace casi 50 años. En aquella época el religioso se desempeñaba como como cura en la arquidiócesis de Nueva York.

El mes pasado, la investigación de una comisión de la arquidiócesis neoyorquina arrojó que las pruebas complicaban a McCarrick porque “estaban fundamentadas y eran creíbles”. Como respuesta, esa misma semana, el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, ordenó que el acusado abandonara el servicio público, siguiendo las instrucciones del Papa.

La gota que rebalsó el vaso ocurrió hace unos días, cuando un hombre rompió el silencio después de 40 años y aseguró -en entrevista con el diario New York Times- que el cardenal abusó de él cuando era menor de edad.

Theodore McCarrick, de 88 años, había sido nombrado cardenal por Juan Pablo II y participó en el cónclave de abril de 2005 en el que fue elegido pontífice Benedicto XVI. Tras la presión por las duras acusaciones, presentó su renuncia el viernes, que fue aceptada ayer por el papa Francisco.

Crónica

También podría gustarte