Portal de noticias

La Iglesia lanza su cruzada anti-aborto legal y convoca a marchar a la Quinta presidencial

La Iglesia redobla la puesta en contra del proyecto de aborto legal, que se debatirá en el Congreso el 8 de agosto, y convocó a una marcha en la Quinta presidencial de Olivos. Es así que organizaciones “provida” se movilizarán y manifestarán este lunes 30 de julio a las 19 en Olivos para pedirle al presidente Mauricio Macri que “cumpla su promesa de cuidar la vida desde la concepción”.

Tras la intervención del ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, en el debate parlamentario a favor de la legalización del aborto, organizaciones “pro-vida” le reclamarán al Presidente que “se abstenga de intervenir en favor del proyecto de ley, a través de sus ministros en el Senado de la Nación”.

“Convocamos a toda la ciudadanía que defiende las dos vidas, la de la madre y la del niño, a defender nuestros derechos primordiales y a rechazar este ataque a la vida, a los hijos, a los valores fundamentales y a la familia argentina”, anuncian los organizadores en un comunicado.

La movilización forma parte de una serie de medidas que tomó la Curia como demostración de fuerza, en medio del encendido debate por la interrupción voluntaria del embarazo. Con el correr de los días la Iglesia comenzó a endurecer su postura. El presidente del Episcopado, Oscar Ojea, el último 8 de julio en la Basílica de Luján fue quien marcó el quiebre al exponer en su homilía la crítica más rotunda contra la iniciativa parlamentaria: “Sería la primera vez que se dictaría en la Argentina, en tiempos de democracia, una ley que legitime la eliminación de un ser humano por otro ser humano”.

La Conferencia Episcopal, días atrás, pidió en un comunicado que los miliantes “pro-vida” se vuelquen a las calles para pronunciar su desacuerdo con el proyecto: “Apoyamos y animamos a participar a quienes deseen manifestarse públicamente como ciudadanos responsables para testimoniar el respeto por la vida en el marco del derecho de expresión propio de la democracia”, manifestó la Iglesia.

Obispos cordobeses fueron más allá y afirmaron que “una democracia que no respete toda vida humana se convierte visible o encubiertamente en dictadura de los que ostentan más poder porque cuando no se respeta la vida del más débil la libertad se convierte en ocasión de dominio y arbitrariedad”.

La expresión de los obispos es una reacción directa ante la propuesta de senadores cordobeses para introducir cambios al proyecto que aterrizó en el Senado con media sanción y así inclinar la balanza en favor de la iniciativa. En caso de aprobarse, el texto con las modificaciones debería regresar a la Cámara baja.

Todo Noticias

También podría gustarte