Portal de noticias

Kingma rechazó el decreto que recorta asignaciones y le pidió a Costa y Reyes que dejen de cacarear en las redes y apoyen su derogación 

El concejal Juan Manuel Kingma criticó el decreto del gobierno nacional que puso topes a las asignaciones familiares y eliminó la zona diferencial que beneficia a los trabajadores patagónicos al tiempo que cuestionó la actitud de los legisladores nacionales, como Eduardo Costa y Roxana Reyes, que ahora reniegan de las decisiones de un gobierno al que le votan todas las leyes en el congreso.

“Realmente no puedo creer que el gobierno nacional avance de esta forma contra los trabajadores y sus familias recortando un beneficio que tiene caracter de alimentario, como son las asignaciones familiares, en una decisión que impacta de lleno contra los trabajadores de la patagonia y especialmente los municipales que lograron un enganche con esta escala de asignaciones. Por eso entendemos que esta medida tiene que ser derogada de forma inmediata por el daño económico que significa para las familias y más en un contexto de crisis y de aumentos generalizados en el que vivimos” dijo Kingma.

“De igual forma no deja de sorprenderme la reacción mediática de los legisladores de nuestro partido como Eduardo Costa y Roxana Reyes que se  escandalizan en las redes sociales pero cuando van al congreso se sientan y le votan todas las leyes a este gobierno al que acompañan desde el comienzo. Si realmente quieren defender a los santacruceños tienen que dejarse de cacarear en las redes y apoyar la derogación de este decreto que recorta beneficios a los trabajadores” expresó el concejal.

El edil además reclamó igual postura a “los legisladores nacionales Antonio Carambia y Nadia Ricci y los legisladores del Frente para la victoria para que dejen de lado sus diferencias politicas y unifiquen posturas que permitan dejar sin efecto al decreto y hagan reflexionar al gobierno sobre el daño directo que implica esta decisión para los trabajadores de esta zona del país” concluyó.

También podría gustarte