Portal de noticias

El cínico violador de Marcos Paz se quejó por la inseguridad

David Nahuel López, de 21 años, el violador de una nena de 12 años en Marcos Paz, publicó un descarado y cínico mensaje en las redes sociales apenas dos días después de haber abusado de la menor. “Qué hijo de p… cuándo van a poner seguridad en Marcos Paz”, escribió en una de sus cuentas en la red social.

En su Facebook, donde tiene dos perfiles, se puede determinar que es hincha de River, practica kung fu y boxeo, no reconoce estudios y tiene muchas menores entre sus amigas. Aunque en su otro perfil pone que trabaja en Boca, junto con una foto aparentemente con sus compañeros de colegio.

Tal como adelantó Crónica en la edición impresa del sábado, fue identificado por las botas blancas que aparecen en el video que registró el ataque. Se trata de una indumentaria característica de los empleados que trabajan en un frigorífico.

Estaba escondido en la casa de una tía, ubicada a pocas cuadras del descampado en el que violó a la nena, y fue su propia madre la que le dijo a la policía el lugar en el que se encontraba. Apenas lo apresaron el joven confesó el hecho. El detenido tiene una mordedura en la mano derecha. La víctima había contado a su madre que ella le había causado esa lesión al violador luego de que la tuvo atada.

“No sé lo que piensa ahora mi nena”, dijo la madre de la menor violada a la prensa. “Sólo siento su dolor como madre, pero no me puedo imaginar lo que está viviendo. Hace diez años perdí a un hijo por una muerte súbita. Tenía tres meses. Pero que violaran a mi hija fue más duro que la muerte de mi bebé”.

Laura -cuya verdadera identidad se reserva para proteger a su hija- es una sacrificada trabajadora que se levanta todos los días a las 4 para ir a su empleo, en una casa de familia. Camina 10 cuadras hasta la parada de colectivos con su bebé de un año y medio en brazos.

“Cuido a un hombre en Capital y ese es el único trabajo al que me permiten ir con mi chiquito”, explica esta mujer de 36 años, que recién vuelve a su hogar cerca de las 22.30. Todavía no explicó qué hacía su hija en compañía de un familiar -según una versión, una amiga mayor que se separó de ella cuando las seguían en un auto- a las 5 de la madrugada del día en que fue sexualmente atacada por López.

Y tampoco por qué no se resiste cuando la toma de un brazo para llevarla al descampado. La causa fue caratulada como “abuso sexual agravado por el acceso carnal” y está a cargo de la UFIJ 3 de Mercedes.

Crónica

También podría gustarte