Portal de noticias

YPF y Axion también subieron los precios de los combustibles en un 12%

Tras la movida inicial de Shell, que retocó desde el sábado a la medianoche, ahora YPF y Axion también decidieron remarcaciones. Las mismas están vigentes desde esta madrugada. El incremento aplicado por Shell fue del 12% en promedio, mientras que Axion e YPF subirán en una banda que va entre 10% y 12%.

El litro de nafta súper de YPF se despachará, en las estaciones oficiales de la cadena en Buenos Aires, a $ 33,23 lo que representa una suba del 12% con respecto al precio del viernes pasado. El sábado, la petrolera estatal había aplicado una corrección del 2,5% por cambios en la estructura tributaria y encarecimiento de los biocombustibles, que debe mezclar en sus naftas.

En lo que va del año, el precio de la súper ya subió un 46%. Hasta diciembre, el litro de este combustible se despachaba a $ 22,66.

La nafta “premium” se expenderá a $ 39,88, también casi un 12% por arriba en relación al precio del viernes, que era de $ 35,65. Desde diciembre, el incremento acumulado supera el 51%, ya que estaba a $ 26,15.

El nuevo valor del gasoil es de $ 28,89, mientras que ese mismo combustible en una versión mejorada se fue a $ 34,65.

El precio de los combustibles suele trasladarse a la inflación. Los costos logísticos aumentan y eso se refleja en las mercaderías que necesitan traslado.

La petrolera Axion también aumentó desde la medianoche. Su incremento va del 10% al 12%. En general, esta bandera suele comercializar sus productos en una franja similar a la de YPF, pero desde hace unos meses es algo más cara.

YPF implementará algunos incrementos diferenciales según la región geográfica. En algunas provincias, la suba puede llegar a ser inferior a la de Buenos Aires y el conurbano.

Los precios de Buenos Aires suelen ser los más bajos del país, con excepción de la Patagonia. En el conurbano, los valores suelen ser algo más elevados.

La nafta súper de Shell trepó el sábado de $ 30,28 a $ 33,91, lo que represento un alza del 12%. El combustible premium de esa bandera escaló de $ 36,96 a $ 40,99. El gasoil avanzó a $ 30,53. Y El gasoil premium quedó en $ 36,66.

A las petroleras se les juntarán dos subas. Una es por el impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), cuya tasa dispone el ministerio de Hacienda. La otra es por el componente de biocombustibles. Ese importe lo decide el Poder Ejecutivo.

Con el dólar a $ 28, las petroleras calculaban que necesitaban aplicar una recomposición del 10% hasta fines de año. Eso les daba una plataforma para realizar correcciones cercanas al 3% mensual.

Pero la escapada del dólar de agosto trastocó esos planes. Decidieron esta suba del 10% solo para compensar aquello que les quedaba pendientes. Según las empresas, aún sus costos en dólares siguen siendo 25% de los ingresos que tendrán en pesos.

Clarín

También podría gustarte