Portal de noticias

Vio a su novio desnudo en un jacuzzi con dos mujeres y lo mató a puñaladas

Una joven se enojó con su pareja, luego de verlo entrar a un jacuzzi donde había dos mujeres y sacarse la ropa interior para quedar desnudo.

El caso ocurrido en febrero en una vivienda en Hucknall, Nottinghamshire – Inglaterra, esta siendo juzgado ante un tribunal.

Según los datos conocidos durante el juicio, Christopher Pearson se quitó los calzoncillos en la tina durante la fiesta y allí había otras dos mujeres, una dentro del jacuzzi y otra sentada al borde.

La novia de Pearson, Demi Harris vio la situación y se enojó, tras lo cual habría enfrentado a su novio, pero cuando llegó hasta el jacuzzi cayó dentro totalmente vestida, por lo que la situación habría empeorado y se enfureció, dicen los fiscales.

El fiscal Michael Auty QC dijo al jurado del juicio por asesinato que Harris se sentía “avergonzada, incluso humillada” por las acciones del señor Pearson. Se había metido en el jacuzzi con sus calzoncillos, pero luego se los quitó.

Harris gritó “no te atrevas” y “¿estás realmente desnudo mientras otras chicas están ahí?”, expresaron ante el tribunal.

La joven luego de salir del jacuzzi totalmente mojada habría expresado “mira esto” y corrió hacia la casa, para regresar con una botella de un líquido de limpieza de cuatro litros y lo vertió dentro de la tina, informaron al jurado.

Luego entró en la casa y apagó el interruptor principal de la caja de fusibles, cortando la energía del jacuzzi y la música.

Cuando los invitados salieron de la casa, a Harris se le oyó decir: “¿Qué he hecho? ¿Qué he hecho?” y el señor Pearson fue encontrado tirado en el rellano, murmurando “¿Qué pasó?”, escuchó el tribunal.

Supuestamente se escuchó a Harris decir: “Esta vez he ido demasiado lejos”.

Ella le dijo a los testigos: “Lo apuñalé, pero tuve que hacerlo, tuve que hacerlo”, escuchó el tribunal. Ella añadió: “Tenía que hacerlo porque él me atacó”. Ella se fue de la escena pero fue arrestada de camino a la casa de su madre.

El señor Pearson fue trasladado al hospital con dos heridas en el estómago. Necesitó tres transfusiones de sangre y las lesiones que sufrió fueron reparadas quirúrgicamente, pero no sobrevivió a la operación.

Un patólogo dijo que la causa de la muerte fue una puñalada.

Harris, de 21 años, le dijo a la policía que cuando su compañero la siguió de vuelta a la casa, él amenazó con matarla.

También dijo que corrió escaleras arriba, perseguida por el señor Pearson y él la agarró por el tobillo en la parte superior de las escaleras.

Ella dijo que él la empujó violentamente a través de la puerta abierta de su habitación, donde ella cayó contra el gabinete junto a la cama.

Ella había recogido el cuchillo y se las arregló para caminar un poco más allá del señor Pearson.

Ella dijo: ‘Solo quería pasar a su lado y si eso significaba que él me agarraba a mí yo lo golpearía con el cuchillo, solo un golpe, no una puñalada; sólo un pinchazo rápido”.

Harris niega el asesinato. El juicio continúa.

Diario Panorama

También podría gustarte