Retiraron las máquinas viales de CPC abandonadas en banquinas de Ruta 3

El desplazamiento constituyó una medida complementaria a un recurso de amparo que interpuso un abogado particular, quien inicialmente exigió que Vialidad Nacional realizara un trabajo de bacheo en el viejo trazado de la Ruta 3 para prevenir nuevos accidentes.

Conforme a directivas impartidas por el Juzgado Federal de Caleta Olivia, ayer fueron retiradas de las banquinas alrededor de ocho máquinas viales, dos camiones y un tráiler pertenecientes a la empresa constructora CPC Ingeniería e Infraestructura.

Ese material rodante estaba virtualmente abandonado desde hace casi nueve meses frente al obrador N°2 de la empresa, ubicado a unos 15 kilómetros al norte de esta ciudad.

No se trató de un secuestro judicial o de una incautación de bienes, sino que se dio cumplimento a normativas se seguridad dado que las motoniveladoras, palas cargadoras, una compactadora, los camiones y el tráiler (volcado por algún temporal de viento) se hallaban a pocos metros de la traza de la ruta Nacional 3 y constituían un serio riesgo para el fluido tránsito vehicular, sobre todo en horas nocturnas.

El operativo contó con el apoyo de efectivos de la Sección Pico Truncado de Gendarmería Nacional y policías del Comando Radioeléctrico de la División Regional Zona Norte, teniendo en cuenta que fueron los ex operarios de CPC los que, el 20 de febrero, colocaron parte del parque vial en ese lugar, en el marco de una serie de protestas por salarios impagos.

Tiempo después se agudizaron los problemas legales del grupo Indalo, del cual CPC era uno de sus componentes, y todo derivó en masivos despidos y deudas salariales que aún no se cancelaron totalmente a pesar de numerosos trámites y promesas de funcionarios de organismos del Estado Nacional.

Solicitado por un abogado

Por otro lado, es oportuno señalar que el Juzgado Federal de Caleta no interviene en la causa referida a cuestiones económicas y concurso de acreedores, sino que sólo ordenó que las máquinas y camiones fueran desplazados hacia el interior del obrador que de forma permanente cuenta con una consigna policial.

El desplazamiento constituyó una medida complementaria a un recurso de amparo que interpuso el abogado particular Ismael Machuca, quien inicialmente exigió que Vialidad Nacional realizara un trabajo de bacheo en el viejo trazado de la Ruta 3 para prevenir nuevos accidentes.

Luego, cuando se hizo una inspección ocular del trayecto de casi 45 kilómetros que va desde Caleta hasta el límite interprovincial con la presencia de oficiales de justicia, Machuca solicitó que se retiren el parque vial inactivo que estaba fuera del obrador y a metros de la ruta.

Esta tarea fue ejecutada por personal del Distrito 23 de organismo vial a cargo de Miguel Raimundo, estando también presente un representante de CPC, Ernesto Pérez.

Como dato ilustrativo, pudo saberse que pese al tiempo que estuvieron paradas, las baterías de las máquinas funcionaban normalmente y solo una de ellas, al igual que un camión, no arrancaron por falta de combustible, inconveniente que quedó superado antes del mediodía.

Previamente, Vialidad había colocado señales de alta luminosidad y conos a lo largo de la línea divisoria de carriles para advertir del operativo, todo ello complementado con el apoyo del personal de las citadas fuerzas de seguridad.