Un hincha japonés viajó 33 horas para la Superfinal, pero por la suspensión se quedó sin ver el partido

Fanatismo total. El japonés Isamu Katu viajó a la Argentina especialmente para ver el partido y al día siguiente regresar. Pero como el partido se suspendió por las fuertes lluvias, el hincha se tuvo que volver sin ver el partido.

Katu, de 31 años, voló 33 horas para ir desde Tokio a Buenos Aires, donde estuvo 24 horas. Por eso, cuando se decidió que el partido se pase para este domingo, el fanático se quedó sin la posibilidad de ver el enfrentamiento entre su equipo y River por la Copa Libertadores.

En su cuenta de Twitter, el japonés mostró toda su odisea en el día que estuvo en Buenos Aires y hasta llegó a filmar un video dentro de la Bombonera, aunque se tuvo que quedar con las ganas de ver la Superfinal.

Telefe Noticias

También podría gustarte