Asesinó a su concubina y tiró el cadáver a una zanja

Una mujer de 39 años, que estaba desaparecida desde el viernes pasado, fue encontrada este domingo asesinada dentro de un zanjón en la localidad bonaerense de Rawson, partido de Chacabuco, y por el femicidio detuvieron a su concubino, quien reconoció haber cometido el crimen tras una discusión por celos con la víctima.

Todo comenzó el viernes a las 19.40, cuando la hija de María Fabiana Burgos (39) denunció en la comisaría 1ra. de Chivilcoy que su madre no había regresado a su domicilio en esa ciudad del norte de la provincia de Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron que, de acuerdo a la denunciante, el concubino de Burgos, identificado como Claudio Luján Salas (50), había llevado a la mujer hasta la esquina de avenida Tomasso y 502, de la mencionada ciudad, donde ésta tenía previsto visitar a una amiga.

Al momento de realizar la denuncia, la hija de Burgos aclaró que su madre tampoco había asistido a su lugar de trabajo en un geriátrico de Chivilcoy, no había manifestado intensiones de abandonar su hogar ni tampoco existían antecedentes de violencia con Salas.

A partir de entonces, la Policía local montó un operativo de búsqueda bajo las directivas del fiscal Luis Carcagno, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Mercedes, quien labró actuaciones por “averiguación de paradero”.

Datos del paradero

Mientras, familiares, amigos y vecinos de Burgos difundieron por las redes sociales y medios de prensa de la zona los datos personales de la mujer, para obtener pistas sobre su paradero.

Las fuentes policiales explicaron que este domingo, en circunstancias en que Salas ampliaba su declaración testimonial ante el personal de la fiscalía, reconoció haber mantenido una discusión por celos con Burgos y que le aplicó un martillazo en la cabeza para luego arrojar el cuerpo en inmediaciones de un arroyo en Rawson, unos 40 kilómetros al norte de Chivilcoy.

María Fabiana Burgos, la víctima (Fotos cortesía La Razón de Chivilcoy).
Ante esta situación, los funcionarios policiales y judiciales se trasladaron hasta el lugar señalado por el hombre, y a la vera de un camino rural a la salida de la ruta provincial 51, en inmediaciones del campo “Vitale”, hallaron el cadáver de Burgos en un zajón de 3,5 metros de profundidad, cubierto por agua y vegetación, detallaron los voceros.

Con la colaboración de los Bomberos Voluntarios de Chivilcoy el cuerpo fue extraído esta tarde, tras lo cual, Salas quedó aprehendido e imputado de “homicidio calificado”.

Además, los pesquisas secuestraron un Volkswagen Gol del acusado en el que se cree trasladó el cuerpo de la víctima hasta el zanjón. Al inspeccionar el interior del vehículo, los investigadores detectaron en el baúl manchas símil hemáticas.

En tanto, los peritos de la Policía Científica procuraban esta noche localizar el martillo con el que se sospecha se cometió el femicidio.

Las fuentes agregaron que los detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Mercedes obtuvieron también elementos para sospechar que la víctima y su concubino tenían problemas de convivencia a raíz de aparentes infidelidades.

Fuente: Télam

Crónica

También podría gustarte