Al final, Trump y Putin hablaron un rato

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló brevemente con su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante la cumbre del G20 que se celebra en Buenos Aires, después de cancelar un encuentro bilateral previsto entre ambos, debido a la detención de 24 marinos ucranianos por guardacostas rusos el pasado 25 de noviembre en el Mar Negro.

El pasado viernes, “los presidentes Trump y Putin intercambiaron comentarios amables antes de la foto de familia del G20, como él (Trump) hizo con otros líderes que asistieron”, dijo este sábado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Sanders no dio más detalles sobre esa corta conversación entre ambos mandatarios, que se produjo el viernes por la tarde poco antes de que Trump pasara de largo frente a Putin en la foto de familia, sin detenerse a saludarle frente a las cámaras.

Por su parte, la comitiva rusa también confirmó el encuentro, según las declaraciones de la portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, citado por la agencia de noticias Interfax.

Trump se mostró ambiguo al ser consultado, el último viernes, por los periodistas sobre si había saludado a Putin, al responder: “No particularmente, no lo sé”.

El mandatario anunció el jueves, poco después de que su avión despegara rumbo a Buenos Aires, que había decidido cancelar su encuentro bilateral con Putin porque “los buques y los marineros no han sido devueltos a Ucrania por (parte de) Rusia”.

El encuentro entre Trump y Putin en Buenos Aires iba a ser el primero entre ambos desde la cumbre de julio en Helsinki, y el líder ruso quería aprovecharlo para hablar sobre desarme nuclear, la lucha antiterrorista y Siria, entre otros temas.

El Kremlin atribuyó en esta jornada la cancelación del encuentro a la “situación política interna” en Estados Unidos y no al incidente en el mar Negro pero Trump insistió el viernes en que su decisión se debió “puramente a lo de Ucrania”.

El anuncio sobre la reunión coincidió con un momento en el que la investigación independiente en Estados Unidos sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016 ha cobrado impulso, y después de que el ex abogado del mandatario, Michael Cohen, admitiera que mintió al Congreso sobre un proyecto del entonces magnate en Rusia.

La Casa Blanca advirtió en un comunicado este viernes de que la investigación sobre la trama rusa “probablemente socava la relación con Rusia”, y confió en que llegue pronto a su fin.

Crónica

También podría gustarte