El insólito pedido de la seguridad del príncipe saudita en una parrilla

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salam, degustó cortes de carnes de una reconocida parrilla porteña. Sin embargo, el personal de seguridad que lo acompañaba le hizo un insólito pedido al dueño del lugar.

“Me sacaron el teléfono y me metieron dentro de la cocina. No pude saludar ni ver (al príncipe heredero). Tenía dos o tres personas mirando lo que hacía y cada plato que salía lo probaban y lo etiquetaban”, contó el sábado a radio Mitre Gastón Riveira, dueño de La Cabrera, contratado para servir comida al heredero al trono de Arabia Saudita.

El empresario relató que él mismo tuvo que probar uno de los cortes que estaba preparando, cuando tras ofrecerlo a uno de los hombres que seguían atentamente su trabajo, recibió como respuesta: “No, éste prúebelo usted”.

“A medida que los iba fileteando, me daban indicaciones en inglés y los probaban los catadores”, dijo Riveira, que preparó bife de chorizo y ojo de bife, entre otros cortes.

“Los primeros cortes los mandé jugosos, pero me pidieron la carne más pasada”, dijo Riveira, y agregó que para el postre tuvo que mandar a buscar al restaurante del barrio porteño de Palermo panqueques con dulce de leche.

Fuente: Télam

Crónica

También podría gustarte