Le facilitaron el ingreso a los ladrones

La Policía se encuentra investigando el robo a una panadería ubicada en el barrio Codepro II, de la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz. El suceso se registró en horas de la madrugada pero fue denunciado en la mañana del domingo. El personal de la Criminalística estuvo a cargo de las diligencias de rigor.

Se supo que todo habría ocurrido en horas de la madrugada, entre las 00:00 hs y las 04:00 de la madrugada, cuando los malvivientes se escabulleron y habrían entrado por la puerta lateral del local comercial en busca de elementos de valor apoderándose de la caja registradora, para luego retirarse. Puerta que no habría sido forzada ya que se especula que la misma habría quedado abierta.

Ya en la parte externa, los malvivientes destruyeron la máquina y “sacaron unos 1000 pesos, dinero de la caja diaria”, es decir, el cambio que dejan los encargados para realizar las transacciones del otro día.

No fue hasta entrada la mañana del domingo cuando los empleados de la panadería se dieron cuenta del hecho, y llamaron a la Policía para denunciar el ilícito.

Una comisión encabezada por la División Tercera y apoyada por el Comando Radioeléctrico llegó a la calle Paso y se entrevistó con los trabajadores del local comercial, donde fueron informados de algunos pormenores de lo sucedido.

En una inspección ocular realizada posteriormente en el interior del negocio y fuera del mismo, los efectivos de las fuerzas de seguridad encontraron a pocos metros de la panadería la caja registradora, la cual se encontraba completamente destruida y sin dinero en su interior.

Uno de los encargados de la panadería no pudo determinar la cantidad de dinero que contendría la máquina pero dijo que el monto rondaría los 700 y 1000 pesos, en billetes de diferente denominación, los cuales son dejados para comenzar la actividad al otro día.

El personal del gabinete de la Policía Científica llegó luego de las primeras diligencias y realizó las pericias correspondientes, tanto en el interior de la panadería como en el exterior, con el fin de levantar evidencias en busca de los malvivientes que perpetraron el hecho.

En la continuidad de la investigación, los efectivos conversaron con varios vecinos de la zona para tratar de averiguar si alguien habría visto el momento en el que se perpetró el robo, pero aparentemente nadie habría visto nada. Sólo resta ver si habría alguna secuencia fílmica en la zona que pudiera dar alguna pista respecto del hecho.

También podría gustarte