Depravado abusó de su medio hermana e hijastra

En un contexto familiar confuso e inédito, un joven fue denunciado por abuso sexual de su medio hermana. El acusado al mismo tiempo es padrastro de la niña, puesto que mantiene una relación amorosa con quien fuera su madrastra, desde hace pocos meses, luego que su papá falleció.

En este contexto, la chiquita acudió a su mamá para revelarle los ataques padecidos, pero no le creyeron, a pesar de que las pericias médicas confirmaban la denuncia. En la Comisaría de la Mujer de Florencio Varela, acudió la tía de la víctima, de 9 años, para denunciar lo que la chiquita le había confesado minutos antes.

En la noche del jueves 22 de noviembre, la criatura llegó corriendo a su vivienda, luego de escapar de su propio hogar, para detallarle que su medio hermano, de 19 años, identificado como Alejandro Martínez, la había abusado sexualmente en diferentes oportunidades. En consecuencia, “la atendió el cuerpo médico de la policía y comprobó que presentaba lesiones compatibles con un abuso”, detalló a Crónica, Paola, una de las tías de la víctima.

Por lo tanto, la causa quedó a cargo de la UFI 1, que caratuló la causa como “abuso sexual agravado por la convivencia preexistente”. Justamente la imputación hace referencia al vínculo entre el victimario y la niña, no sólo por ser hermanos del mismo padre, sino que el acusado también mantenía una relación amorosa con la madre de la menor.

Por esta razón, cuando ella decidió develar a su madre el tormento que padecía, “la mamá no le creyó y la mandó a encerrarse en la habitación”. “Le dijo que no la iba a dejar salir a jugar al día siguiente”, reconoció Paola. No obstante, “la nena aprovechó que no había nadie en la casa para escaparse y contarle todo a su tía, quien hizo la denuncia”.

Lo particular del caso es que a pesar de la revelación de la nena, sus otros tres hermanos, de 4, 8 y 12 años, continúan en manos de su mamá y de su medio hermano-padrastro. Esta relación fue oficializada luego que muriera la pareja anterior de la mujer, padre del abusador.

En este sentido, la tía de la menor aseguró que “mantenían encuentros a escondidas antes de la muerte del hombre”. A diferencia de los otros tres niños, las autoridades judiciales determinaron otorgarle la guarda provisoria a la tía de la nena, de 9 años, y de otra, de 13, quien “no aceptaba que el hermanastro fuera su padrastro y hasta contó que le pasó lo mismo”, afirmó Paola.

Por ello, la denunciante exigió cámara Gesell para ambas, con el fin de confirmar la responsabilidad de Martínez en los hechos y ratificar los dichos de la más grande de las menores

Crónica

También podría gustarte