La prendió fuego, murió y un juez dejó al sospechoso en libertad

Una mujer de 35 años que permanecía internada en grave estado desde el domingo último a raíz de las quemaduras sufridas tras ser rociada con alcohol y prendida fuego durante una discusión en una casa de Escobar, murió este domingo en un hospital de ese partido bonaerense.

Se trata de Yanina Dalma Miranda, cuya familia, al igual que la fiscalía que lleva adelante la investigación, pidieron la detención del concubino de la mujer como presunto responsable del femicidio.

Fuentes judiciales informaron que Yanina permanecía internada en la terapia intensiva del Hospital Zonal Enrique Erill de Escobar, en el noreste del Gran Buenos Aires, donde murió a raíz de las quemaduras.

Aquel día, la mujer se encontraba en su casa de la calle Florentino Ameghino al 100 de ese partido ubicado a unos 60 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, cuando fue rociada con alcohol y prendida fuego durante una discusión.

Yanina junto a su pareja, principal sospechoso del crimen.

Voceros policiales indicaron que los efectivos de la comisaría 1ra. de Escobar se dirigieron hasta esa vivienda, tras un llamado al número de emergencias 911 en el que se alertó sobre una pelea.

Al arribar, los policías constataron que Yanina había resultado gravemente herida, por lo que fue trasladada al hospital zonal donde los médicos confirmaron que presentaba quemaduras en el 45 por ciento del cuerpo, en especial su cuello, la cara, el torso y los brazos.

Ante este cuadro, la mujer quedó internada en grave estado, aislada y entubada en el centro asistencial hasta que falleció.

En un principio, la Policía aprehendió como principal sospechoso al concubino de la víctima, identificado como Juan Carlos Monjes, por el delito de “tentativa de homicidio”.

Por su parte, el fiscal de la causa Christian Fabio, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en Violencia de Género, Abuso Sexual y Delitos Intrafamiliares de Escobar, pidió el jueves último la conversión de la aprehensión en detención pero el juez de Garantías Luciano Marino denegó el requerimiento por falta de pruebas y el sospechoso fue excarcelado.

De acuerdo a las fuentes, los pesquisas tuvieron en cuenta el testimonio de la hija de 15 años de la víctima, quien al momento de la pelea estaba en su habitación y escuchó un “fogonazo”.

Mientras que otros familiares de Yanina aseguraron que ésta sufría violencia de género por parte de su concubino pero nunca llegó a denunciarlo por “miedo”, detallaron los informantes.

En tanto, el fiscal Fabio buscaba durante esta jornada nuevos elementos para realizar en las próximas horas un nuevo pedido de detención de Monjes, pero por el delito de “homicidio agravado”.

Además, el instructor judicial aguardaba para esta tarde el resultado preliminar de la autopsia al cadáver de Yanina, al tiempo que ordenó realizar una autopsia psicológica para determinar el contexto en el que ocurrió su muerte.

Una de las últimas fotos de Yanina.
A raíz de la excarcelación del sospechoso, la familia de la mujer, que tenía otra hija de 6 años en común con Monjes, había convocado a una nueva movilización pidiendo justicia.

Crónica

También podría gustarte