Nuestros derechos no están a la venta!!!

Resulta difícil quitar de la memoria determinados hechos que marcaron un antes y un después en la vida de todos los docentes santacruceños. Es por ello que el año 2007 para nuestro sector no fue un año mas, sino que significó el nacimiento de una nueva era en materia de reivindicaciones, 2007 representa para todos nosotros el haber conseguido, tras muchos años de lucha, el que quizá sea nuestro mayor logro como trabajadores: el Blanqueo Salarial!

Haber derrotado el nefasto presentismo con todas sus implicancias en materia laboral, salarial y de seguridad social, no ha sido un hecho mas. Esto trasluce sin lugar a duda, el habernos sobrepuesto a las políticas de precarización que durante toda su existencia el Kirchnerismo ha promovido para la clase trabajadora.

Hoy al cumplirse un poco más de 10 años de aquella tan importante conquista y en medio de una de una profunda crisis política y económica, nos encontramos ante dos gobiernos que de manera mancomunada aplican en perjuicio de los trabajadores las peores recetas del neoliberalismo: ajuste presupuestario, recortes de puestos de trabajo y congelamiento salarial. En ese contexto y como si fuera poco surgen los oportunistas de siempre, quienes aprovechan la misma crisis que nos azota para intentar sacar partido a costa del trabajo de otros.

Diciembre de 2018 en Santa Cruz nos pone de cara ante una seudo entidad sindical que impulsa un triste retroceso en materia de derechos para una gran parte de la Docencia. Como consecuencia de las políticas especuladoras de quienes se autodefinen como “representantes gremiales”, hoy un gran número de docentes públicos reciben de manera bochornosa un “premio” no remunerativo por pertenecer, según aquellos, al ámbito netamente privado de la educación. Esto que para algunos se traduce como un logro, no es otra cosa que la compra de un entendimiento privatista de los puestos de trabajo de miles de compañeros en la provincia y nos expone como diferentes ante los ojos de los que buscan dividirnos para quebrarnos.

Impulsar la consecución de sumas en negro para parte del sector es no entender nada de nuestra historia de lucha, es no valorar a todos aquellos que dejaron su propia vida en las calles para obtener ese preciado blanqueo salarial.

Repudiamos enérgicamente el pago de premios no remunerativos para la docencia santacruceña, las verdaderas conquistas no se consiguen utilizando de manera oportunista los atajos políticos del momento, sino que con legítima lucha y en el ámbito donde únicamente debe hacerse: en paritarias, por eso es que también exigimos la reapertura de la misma para poder darle continuidad al tratamiento de la pauta salarial 2018 e iniciar las negociaciones en vistas al ciclo lectivo 2019. Los trabajadores se merecen tener una vida digna y esto no se soslaya con el pago de un bono sino con la conformación de un salario en blanco y acorde a esos menesteres.

A la docencia santacruceña le decimos que entre nosotros no existen distintos, que todos juntos somos un solo sector y que nuestros derechos no están a la venta, ni a merced de la complicidad entre Gobiernos anti trabajadores y Sindicatos afines.

La lucha continúa…

C.D.P. – A.DO.SA.C.

También podría gustarte