De Vido ofreció carearse con algunos empresarios

El ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, presentó un escrito en los tribunales de Comodoro Py, en el que ofreció someterse a un careo con los empresarios que lo acusan, en una causa por pago de coimas por subsidios al gasoil.

La entrada del ex hombre fuerte de los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández a los tribunales sorprendió, ya que llegó desde el penal de Ezeiza acompañado por un médico.

De Vido pretendía declarar por videoconferencia, justificándose en problemas de salud, pero la Justicia le negó esta posibilidad, y por eso se hizo acompañar por un médico al concurrir a Comodoro Py. La causa la lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio, quien también impulsa la investigación surgida de los cuadernos de la corrupción K.

El ex misnistro repitió su libreto de defensa: sostuvo que es víctima de una persecución política, agregó que lo tienen en la mira por haber sido “fiel compañero de Néstor Kirchner” y negó “de manera categórica todos y cada uno de los hechos”.

En esta causa se trata de determinar si empresarios pagaron al poderoso Ministerio de Planificación coimas para obtener subsidios millonarios al gasoil, tanto para colectivos como para trenes.

Cara a cara

“Me encuentro completamente dispuesto a realizar un careo con aquellos imputados cuyas declaraciones han brindado algún tipo de información que pretenda incriminarme respecto de mi persona, en tanto puedo no sólo asegurar que, de existir esos dichos, no son ciertos sino que el careo podrá demostrar que de existir los mismos resultan declaraciones falsas”, sostuvo el diputado nacional al que la Cámara Baja le suspendió los fueros.

De Vido apuntó contra cuatro empresarios que lo señalaron: Aldo Roggio, Sergio Taselli, Carlos Wagner y Benjamín Romero, y los acusó de haber mentido.

“No he realizado directamente ni por interpósita persona ni ordenado la realización de actos que hayan generado un perjuicio al Estado y mucho menos me he asociado en ese objetivo con personas a efectos de cometer ilícitos’”, sostuvo el ex ministro, en una causa donde también fueron citados a indagatoria los ex funcionarios del área de Transporte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime.

En este caso, Bonadio intenta establecer si en el Ministerio de Planificación funcionó una maniobra ilegal para beneficiar a empresarios con subsidios ficticios, que luego presuntamente regresaban en forma de coimas. Según la denuncia, entre 2003 y 2014 funcionó un sistema de subsidios al gasoil para empresas de colectivos y para el servicio ferroviario.

Para concretar la maniobra y justificar los subsidios en exceso, se habrían fraguado el kilometraje de las unidades y la cantidad de pasajeros transportados, con el objetivo de aumentar el monto de los subsidios recibidos y así permitir generar un excedente de dinero que luego -se investiga habría vuelto a las arcas de los funcionarios mediante el pago de sobornos.

Crónica

También podría gustarte