Profesor de psicología ofrecía sesiones gratuitas a alumnas para abusarlas

Cuatro mujeres denunciaron por abuso sexual a un profesor de psicología de la Universidad de Morón, que ya fue separado de su cargo, pero la causa quedará virtualmente paralizada hasta abril del próximo año por falta de peritos profesionales en la justicia.

El profesor de 62 años, identificado como H.L, fue separado de toda actividad académica el último 20 de noviembre por decisión del rectorado de la casa de estudios de la zona oeste del conurbano, tras recibir la denuncia de una estudiante.

Se trata de una joven de 19 años que el 16 de noviembre concurrió a la comisaría de la Mujer de Morón para contar que el día anterior había ido al consultorio del profesor, ubicado a seis cuadras de la facultad, donde fue abusada.

Fue entonces, cuando otras tres mujeres se sumaron a esa denuncia por hechos ocurridos en algunas casos hace varios años, indicaron las fuentes.

Pese a que el imputado ya fue notificado de las denuncias en su contra, la fiscalía de Morón que lleva a adelante la investigación no podrá avanzar en la causa, ya que recién tiene fecha para las pericias psicológicas del acusado en abril de 2019.

“Me acostó en el diván y comenzó a decirme que como tenía problemas para abrazar a la gente, que si podía imaginarme cómo me hacia sexo oral, y cómo abría bien las piernas para que entre bien adentro mio”, relató la estudiante identificada como M.

La joven manifestó que se negó a lo que le pedía y que el profesor continuó: “Yo soy tu amigo, te quiero ayudar para que la vida sea más placentera”, y que luego le agarró la mano, la besó en la frente y le tocó la vagina con la ropa puesta.

Eso ocurrió en la sexta sesión de terapia, que como en el restos de los casos les ofrecía de forma gratuita a las víctimas.

La segunda denuncia fue radicada el 19 de noviembre en la misma comisaría, aunque en este caso la mujer identificada como A. relató lo que sufrió cuando el acusado desvirtuó la relación médico-paciente tras 12 años de ser su psicólogo.

“Me quiso masturbar y no lo permití. En otra sesión me hipnotizó y me masturbó, al punto tal que las sesiones se convirtieron en encuentros sexuales que me causaron confusión y culpa. Decía que era para curarme porque estaba enferma”, expresó la mujer de unos 40 años.

Unos días después, el 21 de noviembre, otra supuesta víctima del profesor se animó a denunciar que había sido alumna del acusado en 2012 y que tuvo que vivir una situación de abuso en 2013 cuando lo contactó para ser atendida tras romper una larga relación de pareja.

“Me ofreció sesiones gratuitas y cuando fui a su consultorio me dijo que me iba a hipnotizar. Me acostó boca abajo en el diván, me acariciaba y me pidió desabrochar el corpiño. Fui al baño y me escapé”, denunció la mujer identificada como S, de 30 años.

La última denuncia se realizó el 24 de noviembre por manipulación y averiguación de ilícito, por parte de una mujer de 30 años, identificada como MS., que refirió haber mantenido una relación con el acusado en 2015.

“Yo no me sentí abusada, ahora me siento manipulada y hago esta denuncia luego de conocer que otras personas si fueron víctimas”, aseguró.

Las denuncias contra el profesor, que es doctor en psicología graduado en la Universidad del Salvador y se especializa en hipnosis y bulimia y anorexia, recayeron en distintas fiscalías de Morón y es probable que en los próximos días se unifiquen las causas en la UFI 4, a cargo de Valeria Courtade.

Crónica