Robo y persecución policial en la madrugada

Un violento hecho se registró en la madrugada de hoy que dejó como saldo, cuatro menores y una mujer mayor detenidos.

De acuerdo a la información recabada por Santa Cruz en el Mundo se pudo saber que todo comenzó en la noche de ayer, en la panadería Bongya de nuestra ciudad capital, ubicada en el B° 213 Viviendas, sobre calle Joaquín Cabral entre Filipo y Gotti. Aparentemente, unos jóvenes delincuentes ingresaron al comercio, luego de romper un vidrio y se apoderaron de diferentes elementos, entre ellos papas fritas, otros alimentos y bebidas alcohólicas.

Una vecina vio el hecho y dio aviso de inmediato a la policía. El personal de la División Comisaría Segunda, con los datos del rodado en el que escaparon los jóvenes, activaron las claves 16 y 17 por averiguación de paradero y comenzó la búsqueda.

El auto fue localizado unas horas después circulando en la autovía. El conductor del rodado, al notar la presencia policial, comenzó a acelerar para intentar evadir a los patrulleros que circulaban por la zona y que no podían interceptarlo.

Fue cerca de la 01:30 de la madrugada cuando finalizó la persecución, los malvivientes estacionaron el auto en la casa de una vecina que nada tenía que ver con el delito. La vivienda estaba ubicada en la calle Neuquén al 1000.

Los agentes policiales llegaron y establecieron el perímetro para que nadie pueda escapar. Un delincuente intentó fugarse a pie, pero fue reducido segundos después por efectivos de la División Comisaría Tercera que habían llegado a apoyar el requerimiento.

Dentro del auto encontraron algunos elementos similares a los denunciados como robados. Tras palpar preventivamente a todos los involucrados, los llevaron a la dependencia policial y el Juzgado del menor dispuso que todos fijen domicilio recuperando la libertad.

También podría gustarte