Violó a una nena, dio insólita justificación y quedó en libertad

Un obrero abusó sexualmente a una nena de 8 años en el barrio San Esteban, en la ciudad chilena de Valparaíso. La menor le contó a su madre lo que había sufrido con este hombre de 61 años que trabajaba en la casa.

La nena se quebró mientras miraba televisión con sus padres. Ante la consulta de su mamá sobre por qué lloraba, le contestó que un hombre entró a su habitación, la tocó y la amenazó para que no contara lo sucedido.

El obrero hacía arreglos en el segundo piso de la casa cuando la mamá de la menor lo increpó y llamó a la policía que se lo llevó detenido.

El malviviente reconoció el abuso y justificó que ella lo había incitado “abriendo sus piernas”.

El Servicio de Urgencia del Hospital San Juan de Dios comprobó lesiones en la zona vaginal de la menor y fue asistida por los médicos.

Increíblemente, el juez encargado de la causa, Roberto Gahona Rojas, dejó en libertad al abusador y negó la prisión preventiva ya que no tenía antecedentes penales. La única medida fue una perimetral que le prohíbe acercarse a la víctima durante la investigación.

Crónica

También podría gustarte