El pediatra que había sido declarado inocente confesó abusos a más de 30

Un pediatra de Pensilvania acusado de abusar sexualmente de decenas de niños se declaró culpable el jueves de múltiples cargos de agresión indecente y otros delitos.

Pero lo que en un comienzo él siempre negó y hasta fue declarado inocente hace años, ahora se quebró y el jueves confesó los horrendos abusos.

El doctor Johnnie Barto, de 71 años, de Johnstown, fue acusado en enero, marzo, abril y julio por abusar de menores, incluidos miembros de su familia. Su licencia médica ha sido suspendida, según The Associated Press.

El jueves, Barto admitió haber agredido sexualmente a 31 niños, la mayoría de ellos pacientes, informó AP.

Los cargos incluyen relaciones sexuales involuntarias contra menores, agresión indecente y abusos contra su propia familia. En su declaración ante la Justicia, reconoció haber abusado al menos a 30 chicos, la mayoría de ellos pacientes.

Aseguran que Barto utilizaba diversos métodos para abusar de sus víctimas, los cuales incluían esperar a que los padres de los menores se retiraran, usar su propio cuerpo para tapar lo que estaba haciendo o asegurar que los tocamientos genitales que realizaba eran parte de un examen médico estándar, aunque se tratase dolores en la garganta u oídos, por ejemplo.

Se declaró culpable de múltiples cargos de agresión indecente agravada, agresión indecente y poner en peligro el bienestar de los niños, según la oficina del fiscal general del estado.

Muchos de esos crímenes ocurrieron en salas de examen en los hospitales del condado de Cambria, dijeron las autoridades. Las víctimas eran niños de ambos sexos, en su mayoría entre los 8 y los 12 años, aunque una víctima era un bebé de 2 semanas.

“El fiscal general Josh Shapiro dijo que Johnnie Barto usó su posición de autoridad, como pediatra en que confiaban las familias, para alimentar sus propios deseos de enfermedad y aprovecharse de padres e hijos que buscan atención médica básica”.

Telefe Noticias

También podría gustarte