Crece la escalada de violencia entre Rusia y Ucrania

La escalada de violencia entre Rusia y Ucrania se encuentra en una situación cumbre, por lo que la misma podría desembocar en una guerra entre ambos países. Ante esta posibilidad, opina el analista Alexander Dugin. A continuación, se citan sus respuestas al portal ruso de Geopolítica, consultado siempre por el serbio Boris Nad.

Boris Nad: —Después de una serie de provocaciones, Ucrania declaró el estado de guerra. El DNR fue atacado nuevamente, en el mar de Azov hubo un conflicto entre el ejército ucraniano y las fuerzas rusas. ¿Es posible una guerra entre Rusia y Ucrania y quién realmente lo desea y planea?

Alexander Dugin: —Rusia no tiene interés en la guerra. Creo que la escalada actual está organizada por completo por Poroshenko, que quiere mejorar de alguna manera su imagen ante las próximas elecciones. Sus calificaciones son muy bajas. Entonces trata de imponer la ley marcial para radicalizar la situación. No creo que Trump lo apoye, pero algunos círculos en Occidente que intentan continuar con la estrategia antirrusa le han prometido cierta ayuda. Sin duda, cualquier confrontación real con Rusia costará a Ucrania nuevos territorios. Pero comenzar la verdadera guerra puede salvar su futura presidencia.

BN: En su opinión, ¿cómo se desarrollará la situación en la antigua Ucrania en los próximos meses?

AD: Todo depende ahora de una cosa: si Occidente o algunas fuerzas serias ayudan a Poroshenko o lo abandonan. Sin algunos compromisos del lado de la Otan, Poroshenko no podría comenzar una guerra real. Pero no arrancarla dañará más su imagen. Así que se ha puesto en una situación incómoda. Le interesan existencialmente las guerras, es solo una condición de su supervivencia política. De lo contrario será derrotado.

BN: Hoy hay dos frentes abiertos: en Siria y Ucrania. ¿Es posible abrir el tercer frente en los Balcanes? Especialmente después de los acontecimientos en Montenegro, Kosovo y Macedonia, tal vez pronto la nueva crisis en Bosnia y Herzegovina…

AD: Es posible, pero Rusia no está en buen estado para involucrarse ahora. Los problemas internos crecen. Putin está rodeado por la sexta columna: liberales pro-occidentales que destruyeron casi totalmente la economía y la política social. Putin no está listo para estar abierto en el tercer frente. Intentará evitarlo a toda costa. Estoy de acuerdo en que la situación es cada vez más difícil. La Rusia moderna no es la Rusia de Eltsin, pero Putin intervendrá solo en situaciones extremas. Occidente es hoy mucho más débil que en los noventa. El globalismo obviamente fracasó y hay una creciente división entre los propios Estados de la Otan. Entonces, si algo sucede, en Macedonia o Bosnia, los resultados pueden ser impredecibles. El tercer frente puede estar abierto sin rusos, pero es demasiado peligroso. La gente de Donbass decidió seguir adelante y no pudo obtener suficiente ayuda. Así que nadie puede manipular a Putin; él decide, a menudo de la manera correcta, a veces comete errores (como en Ucrania), pero una cosa es cierta: nadie puede obligarlo a hacer lo que no quiere.

BN: Hay un levantamiento real en Francia. Alemania está, como mínimo, en una profunda crisis política. ¿Qué futuro, en su opinión, le espera a la Unión Europea?

AD: Personalmente, preferiría salvar a la UE con una profunda reforma para crear el Imperio Europeo conservador independiente de Estados Unidos. Basado en la geopolítica continental y la Alianza franco-alemana-italiana-española. Pero ese es un tipo de sueño totalmente roto por la realidad. La actual élite europea no puede hacer nada. Está totalmente comprometida con el liberalismo radical y va a morir. Con esa élite, la UE morirá también. Pero el futuro no es feliz, lo más probable es que veamos el regreso del viejo nacionalismo europeo que puede provocar fácilmente la nueva guerra civil en Europa. Europa está al borde del abismo. Y toda la responsabilidad de esto reside en los liberales, globalistas y hombres como Soros, así como en personas como Macon o Merkel.

BN: Las divisiones políticas en los Estados Unidos también están ganando terreno…

AD: Sí, la guerra civil puede comenzar fácilmente allí también. Trump intentó evitarlo, pero está limitado por el estado de las cosas en la sociedad. Su campaña electoral fue brillante, pero él apenas puede cumplir con ello. Prometió detener las intervenciones, hacer la paz con Rusia, concentrarse en los asuntos internos, pero está ocupado con geopolítica atlanticista de segunda mano en la línea de los neoconservadores… Creía en Trump y me decepcionó. Pero, sin embargo, es mejor que esa bruja loca y sangrienta que desprecia abiertamente a su gente y la califica de “deplorable”. Por lo tanto, el conflicto interno en Estados Unidos también es bastante posible…

Conclusión

También podría gustarte