Putin volvió a jugar al hockey sobre hielo en la Plaza Roja a beneficio

La Plaza Roja de Moscú se transformó en una cancha de hockey sobre hielo y el presidente ruso, Vladimir Putin, la eligió para cerrar el 2018 practicando uno de sus deportes preferidos. Sobre el histórico adoquinado, el mandatario disputó un partido a beneficio junto a sus funcionarios y exjugadores.

“Pronto llegan las fiestas. Disfrutamos con los veteranos, con nuestras leyendas del hockey. Una vez más tenemos la posibilidad de recordar lo que hicieron por el hockey y el deporte ruso en general”, dijo Putin a la prensa local.

Putin, que aprendió a jugar al hockey hace sólo unos años, saltó al hielo para disputar el tradicional partido junto a otros altos funcionarios, como el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú. También jugaron leyendas del hockey sobre hielo soviético y ruso como Viacheslav Fetísov, Alexéi Kasatónov y Pável Buré.

Es usual que Putin se ponga los patines varias veces al año para disputar partidos benéficos con las viejas glorias del deporte nacional por excelencia, como ocurrió en mayo pasado en Sochi, en el mar Negro, a un mes del inicio del Mundial.

Gran aficionado al judo y a los deportes de invierno, el presidente suele jugar en el bando de las “Leyendas del hockey”, con los que marcó cinco goles en mayo y siete el pasado año, lo que despertó la suspicacias de algunos medios sobre que los jugadores rivales no se atrevían a jugar duro contra el presidente.

Putin, conocido aficionado al esquí alpino, participó por primera vez en este partido benéfico en 2011, pocos meses después de que aprendiera a patinar.

De cara a las vacaciones de Año Nuevo, que arrancan este domingo y concluirán el 8 de enero, un día después de la Navidad ortodoxa, aseguró que se dedicará, entre otras cosas, a esquiar y jugar al hockey.

Diario Panorama

También podría gustarte