La pesadilla del británico que se filmó tomando cocaína en la tumba de Pablo Escobar

En abril de este año circuló un video en el que un ciudadano británico consume cocaína en la tumba de Pablo Escobar en el Cementerio Jardines Montesacro de Itagüí, Colombia.

En las imágenes se ve como el hombre esparce un polvo blanco al lado de la lápida y luego enrolla un billete para inhalarlo. Mientras tanto dice “Soy Gordon Ramsey, compañero”, haciendo referencia al chef del reality ‘Hell’s Kitchen’, que hizo un documental sobre la cocaína.

También atacaba al país diciendo: “Colombia es el lugar más corrupto en el que he estado. Comprar cocaína es más barato que un bar en Marte”.

“Una línea de coca en la tumba de Pablo Escobar, directamente desde una prisión de Swansea”, decía la publicación hecha en una página de Facebook.

Las imágenes se hicieron virales generando repudio en Colombia en contra del protagonista, que ocho meses después ha rotó el silencio sobre este episodio.

Steven Semmens, de 35 años, ha contado en una entrevista al Daily Mirror que su intención era hacer una muestra de respeto al capo pero este acto que le ha terminado costando caro.

“Mi compañero de viaje me dijo que hiciera una línea en la tumba de Escobar y me volví loco con la idea. Fue divertido en el momento pero ahora me siento avergonzado. Todo el mundo dice que soy una desgracia y que estaba haciendo ver a mi país mal”, dijo.

El hombre ha dicho que teme por su vida luego de haber recibido amenazas de muerte a través de su página de Facebook. Según él, los responsables de los mensajes son miembros de bandas criminales en Colombia.

“El presidente me mencionó en televisión y la Policía estaba asustada por mi seguridad. Me arrepiento mucho. La gente me envía amenazas de muerte en Facebook”, explicó.

“Ellos me dijeron que si me encontraban me iban a despellejar vivo. No puedo ver a mis hijos y eso duele”, añadió.

Semmens viajó a Medellín después de haber conocido a una colombiana en Ibiza, que terminó embarazada con gemelos.

Luego de su reprochable acto, el hombre contó que debió cambiar su apariencia y que trató de esconderse en las montañas cerca a Medellín, luego en Cartagena y finalmente en Bogotá donde fue encontrado por la Policía para ser deportado.

El hombre fue vetado del país por cinco años por las autoridades colombianas y regresó a su natal Swansea, dejando a su novia y sus dos hijos gemelos.

Telefe Noticias

También podría gustarte