28 de Noviembre: Peregrinación de residentes riojanos

El pasado 31 de diciembre, en la Capilla de la Virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya, se llevó adelante el Tinkunaco, “encuentro de Dios con el pueblo” en lengua quechua. El mismo conlleva la emoción indescriptible de buscar protección y agradecer a la vez por las bendiciones recibidas.

Al promediar el mediodía, el pueblo de 28 de Noviembre eligió al Niño Divino como Alcalde del mundo y a San Nicolás como su lugarteniente en la Tierra. El Intendente Garay, recibió de parte del padre Marcelo Toledo, al Niño Jesús Alcalde y la Biblia con el acompañamiento del rezo del pueblo.

Es así, que la comunidad riojana de 28 de Noviembre revivió otro año los pasos de la tradicional ceremonia y replanteó su profundo significado. Hace 421 años, en la provincia del norte argentino, diciembre no sólo significa el final del calendario de un año transcurrido, sino también la fecha para renovar las promesas pedidas al Santo Patrono San Nicolás de Bari, anhelando iniciar un nuevo período y aceptando con humildad que el Niño Jesús Alcalde es la única autoridad ante quienes rendirán honor y pleitesía cada día que comience a partir de allí.

También podría gustarte