“Estoy muy agradecido con la comisionada Ana María Urricelqui”, expresó el papá de la joven accidentada

Era el mediodía del 31 de diciembre, hace tan sólo cinco días, y donde para la familia Villagrán esa fecha será recordada por siempre. Para conocer esta historia, nos debemos situar en Jaramillo, un pueblo de la provincia de Santa Cruz, distante unos 98 Km. al sur de Caleta Olivia y 7 Km. de la ruta nacional 3.

“Nuestra intención era visitar ése mediodía a mi prima, quien es madrina de mi hija de 17 años, y claro nosotros habíamos llegado a esa hora y estábamos charlando mientras mi hija con otra chiquita de 12 años, se fueron a andar en cuatriciclo, nunca nos hubiésemos imaginado lo que vendría después”, relató el -ahora- comisario Adam Esteban Villagrán, para agregar “no sabemos bien que pasó, pero las nenas se accidentaron, se dieron vuelta con el rodado y en definitiva el paseo, terminó mal”.

“A los pocos minutos llegó la médica de Fitz Roy, quien decide, por el cuadro que presentaban, derivarlas hasta Caleta Olivia; y nosotros obviamente junto a ellas, dejando a los otros tres hijos en Jaramillo al cuidado de mi prima”.

Esa noche la familia recibió el año nuevo en el hospital zonal de Caleta Olivia, cuidando a las nenas que favorablemente y tras los estudios pertinentes, en este caso tomografías, pudo conocerse que mi hija recibió un fuerte traumatismo en la zona toráxica y la otra nena golpes diversos. “Era todo un alivio para nosotros porque la verdad estábamos muy asustados, fue un accidente complicado”.

“Con el apuro prácticamente salimos con lo puesto y por ende cuando dejamos a los otros hijos era lo mismo, no nos íbamos a quedar a pasar Año Nuevo en Jaramillo. Todos nos vimos desbordados por que fue rápido y ya nadie estaba donde teníamos pensado”, acotó el jefe policial.

“Ese mismo día la Comisionada de Fomento, Ana María Urricelqui se enteró de todo lo que nos pasó y como mi familia quedó dividida, ella sin siquiera conocernos contuvo a mis hijos. La señora abrió las puertas de su casa para mis nenes, ella estaba con su familia e hizo que mis chicos pasaran el año nuevo como en su hogar sin pensar en el doloroso momento vivido”.

“Ana María fue alguien especial porque nosotros no la conocíamos y ella a nosotros tampoco sin embargo, ése día 31 y al día siguiente, atendió a mis hijos como si fueran los suyos, yo no tengo más que agradecimientos para la señora y su familia, que nos dio una mano muy grande en ese momento cuando a veces uno se siente desprotegido y más en esas fechas”.

“Del accidente no nos vamos a olvidar más, pero tampoco del gesto tan solidario de la comisionada de Fomento, la señora Ana María Urricelqui, a quien le debo todo mi agradecimiento por su predisposición para atender a mis hijos dándoles su propia casa y compañía”, remarcó finalmente Villagrán.

También podría gustarte